RCD / RCDEPORTIVO / HISTORIA / PRESENTE

REINVENCIÓN CON LA SOGA AL CUELLO

Si la década anterior arrancó con el Dépor en la cúspide, el segundo decenio del Siglo XXI dio inicio con malas noticias. Un aciago curso desde su arranque concluyó con el Club coruñés, veinte años después, en Segunda División. Pese a mantener una cierta distancia con la zona de descenso con solo cinco jornadas por disputar, una combinación de resultados positivos de diversos rivales directos con varios reveses blanquiazules, incluída una derrota frente al Valencia en Riazor en la última jornada, enviaron al pozo al equipo que dirigía Miguel Ángel Lotina con un dudoso récord, el del descenso con más puntos de la historia de la Primera División: 43.

La afición coruñesa fue vital para devolver con prontitud a su equipo a la élite. Se alcanzaron los 25.000 socios, cifra récord desde los años en los que el equipo disputaba la Liga de Campeones. La mayor parte de los pesos pesados de la plantilla se quedaron en A Coruña para ayudar a recuperar la categoría. Bajo la dirección de José Luis Oltra, al Dépor le costó arrancar en los primeros meses de competición. Sin embargo, acabó batiendo el récord de puntos de la Segunda División (91) y firmando la mejor racha de victorias consecutivas de la historia del Club (7).

El regreso fue efímero. Otro ejercicio con un equipo prácticamente nuevo en su totalidad finalizó con un nuevo descenso a Segunda, sellado con otro tropiezo en Riazor en la última jornada, en esta oportunidad ante la Real Sociedad. Lejos de los terrenos de juego, el Club vivió sus días más complicados. El descenso administrativo a Segunda B y la posible desaparición del Club se evitaron sobre la hora límite, las 23.59 horas del 31 de julio de 2013.