RCD / NOTICIAS

A octavos por primera vez en un lustro (1-1)

  La bola del RC Deportivo estará el próximo viernes en los bombos de los octavos de final de la Copa del Rey, por primera vez desde la edición 2010-2011, después de hacer buena la victoria por 1-2 ante el Llagostera en el partido de ida en un plácido encuentro de vuelta que concluyó con empate a un tanto.

15/12/2015 22:23

El Dépor saltó al césped de Riazor con una alineación plagada de jugadores poco habituales. En la grada se quedaron Juanfran, Arribas, Luisinho o Fernando Navarro, mientras que en el banquillo se sentaron Lux, Sidnei, Fayçal Fajr o Lucas. Volvió a capitanear al equipo Manuel Pablo, que no disputaba un partido oficial desde el pasado 17 de mayo. El canario jugó su encuentro número 46 en el torneo del KO con el Deportivo, situándose tercero en el ránking histórico, solo superado por Fran (73) y Jorge (64).

 
El partido comenzó frío, con posesiones tan largas por parte de los blanquiazules como poco verticales. La primera ocasión se produjo en el minuto 11. Saúl centró desde la izquierda después de una pared con Luis Alberto. El despeje de la defensa cayó a pies de Juan Domínguez, que dejó botar el esférico y empalmó una volea que se marchó por encima del larguero.
 
Mediado el primer periodo, se desperezó el conjunto catalán, aunque no llegó a poner la portería de Manu Fernández en su punto de mira. Sí lo hizo Jonathan Rodríguez, en un testarazo a precioso centro de Luis Alberto. ‘Cabecita’ pretendió coger a contrapié al cancerbero visitante, pero el remate se escapó lamiendo el travesaño.
 
Poco después, el Llagostera dispuso de su mejor oportunidad, en una contra pilotada por Juanto y remachada con un pase de la muerte de Ríos desde el extremo izquierdo. Róber, llegando desde atrás, tocó ligeramente para impedir que llegase rival alguno y enviar a saque de esquina sin riesgo de anotar en propia meta.
 
En el minuto 35, de nuevo la tuvo el Dépor. Juan Domínguez filtró un balón entre cinco jugadores del Llagostera buscando el desmarque de Luis Alberto. El gaditano recortó en un palmo a su defensor. Su disparo, con Ratti encima, lo estrelló en el cuerpo del cancerbero y el balón se fue a córner. También fue protagonista el exmalaguista cuatro minutos después, al culminar un contragolpe con un bonito tiro con efecto que acarició el poste izquierdo de la meta gerundense.
 
Con un centro raso de Saúl que atrapó en dos tiempos el portero visitante, revolviéndose sobre sí mismo, concluyó un primer acto sin goles y con escasas acciones destacables.
 
Nada cambió en el arranque de la segunda mitad, salvo un elemento en la formación catalana, Imaz por Ríos. El juego transcurrió entre largas posesiones deportivistas y algún contragolpe visitante, aunque sin llegar a disparar a puerta. Sí lanzó Medunjanin, que en el minuto 54 puso a prueba a Ratti en un lejano libre directo que detuvo el guardameta, que a punto estuvo de meterse en la portería con el esférico en su poder. El bosnio repitió intentona cinco minutos más tarde, esta vez en juego, desde más lejos todavía, con el mismo resultado.
 
Jonathan Rodríguez dejó uno de los grandes destellos de la noche, en el minuto 62. El charrúa recuperó un balón en la línea de fondo y se marchó de su defensor con un autopase picando la pelota, recortó a otro contrario y su lanzamiento a ras de césped lo detuvo el portero junto a su palo derecho. Segundos más tarde, Luis Alberto hizo un eslalon entre los centrocampistas contrarios y finalizó la jugada con un nuevo tiro raso al que respondió Ratti con acierto.
 
El Llagostera se abrió un poco más y estuvo a punto de batir a Manu en una nueva contra. Róber llegó veloz al cruce para enviar a saque de esquina cuando Imaz se disponía a fusilar al portero asturiano.
 
Fede Cartabia, recién incorporado en lugar de Miguel Cardoso, metió un balón en el área pequeña al que no pudo llegar Jonathan. A renglón seguido, Luis Alberto disparó desde la media luna. El balón salió rechazado en la pierna de un defensor y se fue a córner. El propio jugador cedido por el Liverpool botó desde la esquina cerrando el cuero hacia el área chica, en donde Juan Domínguez peinó para adelantar al equipo herculino.
 
Manu empezó entonces a tener trabajo. Primero, enviando a córner una volea de Querol tras un preciso cambio de orientación de Pitu. En ese mismo saque de esquina, Jorge cabeceó en el primer palo, y en la segunda jugada, la defensa local alejó el peligro tras dos centros al área. Y en el minuto 78, quedando cara a cara con Jordi López merced a un inexistente penalti de Juan Domínguez sobre Querol. El centrocampista del Llagostera anotó el empate engañando al portero blanquiazul.
 
Los últimos minutos se vivieron con cierta tensión, debido a que un tanto del Llagostera forzaría la prórroga. El Dépor trató de mantener la posesión para evitar disgustos y aún gozó de alguna ocasión, como en un balón de Óscar, máximo goleador de Tercera División con el Fabril que debutó en un encuentro oficial con el primer equipo, al que Jonathan, en boca de gol, no llegó por los pelos. 
 
El próximo viernes, el Dépor entrará en el sorteo con otros quince equipos para determinar los emparejamientos de los octavos de final, que se jugarán los días 6 y 13 de enero de 2016. El conjunto herculino no alcanzaba esta eliminatoria de la Copa del Rey desde la campaña 2010-2011, cuando llegó hasta los cuartos de final, en donde fue eliminado por el Almería.
 
RC Deportivo: Manu Fernández, Manuel Pablo, Lopo, Róber, Saúl, Medunjanin, Juan Domínguez, Pedro Mosquera (Fayçal Fajr, min. 71), Cardoso (Fede Cartabia, min. 65), Jonathan Rodríguez y Luis Alberto (Óscar, min.76).
 
UE Llagostera: Ratti, Querol, Aimar, Jorge, De los Reyes, Jordi López, Tito (Pitu, min. 60), Juanto, Giva (Masó, min. 71), Mosquito y Ríos (Imaz, min. 46).
 
Goles: 1-0 Juan Domínguez (min. 68); 1-1 Jordi López, de penalti (min. 78).
 
Árbitro: Vicandi Garrido (c. vasco). Amonestó a Juanto (min. 42) y Fede Cartabia (min. 91).
 
Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Estadio de Riazor ante 11.408 espectadores.