RCD / NOTICIAS

El Dépor se topó con un muro llamado Adán (2-2)

  El RC Deportivo sumó un nuevo empate en un partido en el que por juego y ocasiones mereció vencer con claridad al Betis, pero en el que se encontró una y otra vez con las intervenciones del portero Antonio Adán.

14/02/2016 00:30

Por cuarta jornada consecutiva, Víctor Sánchez del Amo repitió con los diez jugadores de campo, pero no con el once completo debido a que en el partido ante el Rayo, Germán Lux, sancionado por acumulación de amonestaciones, debió dejar su puesto a Manu Fernández. Fue, entonces, el tercero de los últimos cuatro encuentros en el que el técnico deportivista calcó formación inicial.
 
Después de un cuarto de hora de tanteo, sin acercamientos peligrosos por parte de ninguno de los dos conjuntos, el Deportivo comenzó a golpear a balón parado. Primero, Arribas cabeceó un córner botado por Lucas desde la izquierda del ataque herculino. Un defensa bético rechazó a saque de esquina cuando Luis Alberto entraba solo para remachar en el segundo palo. Y en ese mismo córner, Álex Bergantiños peinaba el lanzamiento, esta vez desde la derecha, de Lucas, para superar a Antonio Adán, que nada pudo hacer ante el testarazo del mediocentro coruñés, que besó las mallas después de tocar el travesaño en su parte inferior.
 
Poco duró, sin embargo, la alegría. El Betis igualó la contienda cinco minutos después. El peruano Juan Vargas condujo un balón por la banda izquierda y su centro atrás lo cabeceó, solo y a placer, el belga Charly Musonda Jr., reciente refuerzo invernal del equipo sevillano.
 
El Dépor no le perdió la cara al partido y estuvo cerca de volver a adelantarse en una acción individual de Cani. El maño amagó ante Alfred N’Diaye, enfiló hacia el borde del área y empalmó un duro disparo que, pese a salir excesivamente centrado, Adán solo pudo detener en dos tiempos.
 
Recién superada la media hora, los blanquiazules gozaron de tres nuevas oportunidades para abrir brecha en el marcador. En primer lugar, Luis Alberto estuvo a punto de engañar, con un disparo raso al primer palo, a un Adán que se había vencido hacia el lado contrario. El meta bético pudo despejar la pelota con los pies. Segundos más tarde, el gaditano dejó a Lucas solo ante el meta visitante con un sutil y bello taconazo. El control se le fue un poco largo al delantero coruñés, al que se le echó encima Adán para abortar el peligro. Por último, un centro pasado cayó a pies de Cani que, con su zurda, disparó a bocajarro, pero de nuevo muy centrado. Adán pudo sacar la manopla para desviar a saque de esquina.
 
Perdonó el Deportivo y, justo al señalar el cronómetro el minuto 37, se cumplió una de las leyes no escritas del fútbol. En su segundo acercamiento, el Betis anotó el 1-2. Fue en una falta al borde del área, que los verdiblanco sacaron en corto para Vargas. El zurdazo raso del peruano superó la barrera y la estirada de Lux.
 
Con la victoria visitante por 1-2 y con una enorme sensación de injusticia entre la parroquia deportivista se llegó al descanso. Los coruñeses tuvieron más el balón y gozaron de más y mejores ocasiones que un Betis que convirtió en gol sus dos únicas llegadas al área local.
 
El Deportivo regresó de los vestuarios con el mismo ritmo con que se había retirado quince minutos antes. Luis Alberto, en el minuto 48, probó suerte una vez más con un disparo por bajo, que se estrelló en el lateral derecho de la red del marco verdiblanco. Y dos minutos más tarde, se produjo el tanto del empate. Cani se internó en el área y por su izquierda le dobló Fernando Navarro. El aragonés dejó el balón al catalán, que centró hacia boca de gol, donde Lucas pifió su remate, aunque con la fortuna de que el balón fue a parar, en el segundo palo, a pies de Fayçal Fajr. El franco-marroquí, lanzándose al suelo, introdujo el esférico en la portería de Adán.
 
Instantes después se produjo el primer cambio. Cani se llevó la mano a la parte posterior de su muslo derecho después de correr un contrataque. Fede Cartabia sustituyó al centrocampista zaragozano.
 
El Betis no volvió a disparar a portería hasta la hora de juego. El argelino Foued Kadir culminó un contragolpe conducido por Rubén Castro y Ricky van Wolfswinkel con un lanzamiento que se marchó por encima del travesaño.
 
En el minuto 66, Fayçal estuvo a punto de sorprender a Adán con un centro-chut desde la izquierda del ataque blanquiazul, con el exterior de su pie derecho. El cancerbero del equipo sevillano, lanzándose hacia atrás, pudo alcanzar el esférico y desviarlo a saque de esquina. Poco después, una veloz internada de Fede Cartabia concluyó con un remate raso de Luis Alberto que, con Adán superado, Vargas frenó y despejó sobre la misma línea de gol.
 
Fayçal, en el minuto 74, intentó repetir su golazo ante el Rayo. En un disparo similar, aunque mucho más cercano que aquel, buscó la escuadra del portal visitante y no la encontró por poco. Instantes después, Lucas vio como se le anulaba un gol con justicia, por posición de fuera de juego. Y de inmediato, el goleador coruñés tuvo un mano a mano que Adán le sacó con su pierna derecha. El rechace le cayó a Fayçal, que empalmó muy desviado con su pie izquierdo.
 
Los blanquiazules no se rindieron en su búsqueda de los tres puntos. En el minuto 83, Lucas aguantó la carga de Westermann y desde la media luna del área probó fortuna, aunque su lanzamiento por el centro de la portería no entrañó dificultades para Adán. Dos minutos después, Oriol Riera cabeceó a las manos del guardameta bético una falta colgada al área por el propio Lucas.
 
Con el Deportivo volcado, Rubén Castro sobresaltó a las gradas de Riazor en un contragolpe. Con su disparo quiso coger a contrapié a Lux, pero el balón se perdió por la línea de fondo. Al filo del tiempo reglamentario, una vez más Adán se erigió en el salvador del equipo andaluz, al rechazar un fenomenal testarazo de Oriol Riera.
 
Pese a las constantes intentonas deportivistas, el marcador no se movió. El Dépor sumó de este modo su quinto empate consecutivo y decimocuarto de la temporada, para alcanzar los 32 puntos y dar otro pasito más hacia el objetivo primordial de la permanencia.
 
RC Deportivo: Lux, Juanfran, Arribas, Sidnei, Fernando Navarro (Luisinho, min. 63), Fayçal Fajr, Álex Bergantiños, Pedro Mosquera, Cani (Fede Cartabia, min. 54), Luis Alberto (Oriol Riera, min. 79) y Lucas.
 
Real Betis: Adán, Martín Montoya, Bruno, Westermann, Vargas, Kadir (Cejudo, min. 69), N’Diaye, Petros, Musonda Jr., Van Wolfswinkel (Dani Ceballos, min. 62) y Rubén Castro (Jorge Molina, min. 89).
 
Goles: 1-0 Álex Bergantiños (min. 14); 1-1 Musonda Jr. (min. 19); 1-2 Vargas (min. 37); 2-2 Fayçal Fajr (min. 50).
 
Árbitro: Undiano Mallenco (C. navarro). Amonestó a Álex Bergantiños (min. 52).
 
Incidencias: partido de la 24ª jornada de Primera División disputado en el Estadio de Riazor ante 17.184 espectadores.