RCD / NOTICIAS

Golpe excesivo para el Dépor ante el Sevilla (3-4)

  El Deportivo cayó ante el Sevilla en Riazor por 3 goles a 4, un resultado que no refleja lo sucedido durante los 90 minutos sobre el terreno de juego, con un Deportivo combinativo, con llegada y que dispuso de ocasiones suficientes para obtener algún punto tras el choque. La definición arriba de los hispalenses marcó las diferencias finales de un partido en el que el Dépor mereció más.

07/03/2015 18:23

Para ello Víctor Fernández apostó por el mismo once del pasado sábado en Almería, únicamente con la entrada de Cavaleiro, ausente por un esguince de tobillo en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. El luso relevó a José Rodríguez en banda derecha.
 
El Sevilla, por su parte, saltó al campo con toda su artillería, a pesar de que el jueves tiene un compromiso importante de Europa League ante el Villarreal. Emery apuesta por llegar a plazas de Liga de Campeones y no quiere regalar puntos en ningún campo.
 
En un partido muy dinámico, la primera oportunidad fue para el Sevilla. Bacca recibió de Fernando Navarro y su disparo, con la oposición de Insua, se marchó ligeramente alto.
 
Respondió el Dépor con una jugada similar, tras un robo a la salida del balón desde atrás del Sevilla. Lucas picó excesivamente alto por encima del cuerpo de Sergio Rico.
 
El partido era de continuas llegadas en una y otra portería, casi sin protagonismo para el mediocampo. De nuevo Lucas, tras un gran pase en largo de Luisinho, se plantó sólo ante el meta Sergio Rico tras superar bien a Kolo, pero su disparo se marchó al lateral de la red en una gran ocasión.
 
En el minuto 28 de partido llegó el 1-0. En una gran jugada fabricada por Lucas y Cavaleiro, el balón le llegó raso al corazón del área a Oriol Riera, que de primeras batió por bajo a Sergio Rico.
 
El empate del Sevilla llegó coincidiendo con los mejores minutos deportivistas, cinco después del tanto blanquiazul. Vitolo inició una jugada en medio campo y él mismo, sin oposición, recibió de Bacca en el corazón del área para batir por bajo a Fabricio.
 
Con el empate del Sevilla el partido bajó el ritmo, las llegadas fueron menores y el juego se trabó, especialmente en los últimos minutos del primer tiempo en los que Teixeira Vitienes tuvo que amonestar a un par de jugadores hispalenses por la contundencia con la que cortaban los intentos de salir a la contra del Dépor.
 
Con la igualada a un tanto en el marcador, el partido se fue al descanso.
 
La segunda mitad arrancó con una salida fulgurante del Deportivo, que embotelló por momentos al Sevilla en su propia área, con llegadas por banda izquierda con Cavaleiro, y por la derecha con Juanfran, principalmente.
 
Pero justo cuando más arreciaba el ataque blanquiazul, el Sevilla, un grande por plantilla y capaz de desequilibrar cualquier partido, volvió a golpear. Aleix Vidal metió un balón de nuevo en el área que deja pasar Bacca y de nuevo Vitolo, libre de marca, batió por bajo a Fabricio. Corría el minuto 53.
 
El Dépor se fue a por el partido para que el marcador reflejase sus méritos. Lucas pudo empatar, pero su volea en el segundo palo se estrelló en el cuerpo de Sergio Rico.
 
Emery no lo tenía claro y dio entrada a Gameiro y M’bia por Bacca e Iborra. En el Dépor, Fariña reemplazó a Cavaleiro. La puntilla pareció llegar en el minuto 63. Tras un largo ataque del Sevilla, con Juanfran noqueado en el área deportivista al recibir un balonazo en la cara, el balón le llegó a Vitolo, que fue derribado claramente por Insua. Gameiro transformó el penalti del 1-3.
 
Pudo el Dépor meterse rápidamente de nuevo en el partido, pero un disparo de Lucas, a saque de falta cometida a Fariña en la frontal del área, se estrelló en el larguero. El Sevilla replegó líneas con su suculento botín y pudo ampliar su renta al contragolpe, como por ejemplo en uno que Diogo remató ligeramente desviado ante Fabricio, tras un saque de esquina del Dépor.
 
Riera tuvo la siguiente oportunidad, pero su cabezazo, a buen centro de Cuenca, se marcha a la derecha de la meta de Sergio Rico, rozando el poste. Sí acertó el delantero deportivista poco después y batió en el primer palo, a falta de un cuarto de hora, a Sergio Rico en un buen pase de Luisinho, que llegó hasta la línea de fondo.
 
El Sevilla buscó el cuarto, tras haber sufrido una remontada fulgurante en Anoeta hace quince días (de 2-3 a 4-3). Fabricio lo salvó en una espectacular parada ante un disparo duro de Diogo y poco después otro remate a bocajarro. El equipo seguía con vida en el partido y el entrenador optó por el último movimiento dando entrada a José Rodríguez por Juanfran.
 
Con el Dépor volcado una contra de los hispalenses puso el punto final al encuentro con un cuatro para dos en el que Gameiro acabó abriendo para Vitolo que intentando buscar el segundo palo se encontró la rodilla de Sidnei para que el balón se marchase dentro de la portería blanquiazul.
 
Pese al resultado y el poco tiempo de margen, el Dépor ne cejó en su empeño de buscar lo que mereció en el partido, al menos el empate, y por eso en tiempo de descuento Hélder Costa fue derribado por Aleix Vidal dentro del área. El penalti lo transformó Lucas, para dejar el resultado final en un 3-4 que lo que sí reflejó fue el gran partido que Dépor y Sevilla brindaron a los aficionados al fútbol.
 
RC Deportivo: Fabricio, Juanfran (José Rodríguez, min. 80), Insua, Sidnei, Luisinho, Álex Bergantiños, Borges, Cuenca (Hélder Costa, min. 75), Lucas, Cavaleiro (Fariña, min. 62) y Oriol Riera.
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Diogo, Pareja, Kolo, Fernando Navarro, Iborra (M’bia, min. 61), Krychowiak, Aleix Vidal, Banega (Denis Suárez, min. 79), Vitolo, Bacca (Gameiro, min. 61).
 
Árbitro: J.A. Teixeira Vitienes (C. Cántabro). Amonestó a Iborra (min. 43), Krychowiak (min. 45), Banega (min. 49), Insua (min. 63) y Figueiras (min. 86)
 
Goles: 1-0, m. 28: Oriol Riera; 1-1, m. 33: Vitolo; 1-2, m. 53: Vitolo; 1-3, m. 63: Gameiro, de penalti; 2-3, min. 72: Oriol Riera; 2-4 Sidnei -pp- (min. 83); 3-4 Lucas -p- (min. 93).
 
Incidencias: Partido de la 26ª jornada de la Liga BBVA disputado en Riazor ante 21.555 espectadores.