RCD / NOTICIAS

Hoy en DeporSport
Mauro Silva: Hay que dar la cara y comprometerse

Mauro Silva, el gran capitán, reflexiona hoy en Dépor Sport, el periódico oficial del Deportivo, sobre la derrota en Anoeta y lo que resta de temporada. Por favor. ¿Explíqueme que pasó ante la Real? Al equipo le faltó pegada. No hemos sido capaces de resolver el partido en momentos puntuales. Cuando tenemos que reafirmarnos es cuando no conseguimos la victoria. Estamos decepcionados y tristes, pero hay que insistir y luchar. Después de tantos años muy buenos, nos está tocando sufrir. Eso ocurre en muchos equipos. Hay que seguir luchando y demostrar profesionalidad.

18/04/2005 20:24

¿Se sintieron presionados y con la obligación de ganar?

No. Presionados, no. Este es un equipo que se ha curtido aspirando a títulos. Ha tenido una afición exigente que se acostumbró a ver a su equipo en lo más alto. La presión que tenemos es normal. Lo que nos perjudica es la dinámica de una temporada donde las cosas no nos están saliendo como deseamos. Llegado un momento, queremos pero por una circunstancia o por otra, el equipo no es capaz de conseguir el objetivo de la victoria. Esa es la pura realidad. Estamos decepcionados y tristes por ver que se nos ha escapado una nueva oportunidad. Hay que seguir insistiendo pero está claro que no estamos finos.

¿Falta compromiso?


Creo que no. Este equipo ha estado comprometido durante cinco años en Liga, Copa y Champions. Lo que no hay que pensar es que la misma plantilla que antes era muy válida y muy capaz, ahora no lo es. Y cuando habló de plantilla también incluyó al cuerpo técnico y a todos. Hablo del colectivo. En el fútbol existe la tendencia a ver todo negro en determinadas situaciones. Somos seres humanos, no somos máquinas, y después de años muy buenos, no estamos manteniendo nuestro nivel.

¿Falta actitud?


No. Tampoco creo eso. La irregularidad que está demostrando este equipo es la raíz de ciertas cosas. Ante la Real hemos tenido nuestras ocasiones. Si hubiésemos marcado el gol en el inicio del partido estaríamos hablando de otro desarrollo. Pero no hemos tenido la suerte de aprovechar nuestras ocasiones y la Real sí lo ha hecho. Ellos estuvieron más metidos en el partido, y después del gol a nosotros se nos hizo cuesta arriba. Somos la misma gente que ha rendido a alto nivel durante años, pero ahora, por una razón o por otra, nos está costando más. Somos conscientes de que la gente espera más de este Depor, pero por desgracia no estamos respondiendo a las expectativas creadas a principios de la temporada.

Viendo su entrega y a pesar de sus condicionantes físicas, ¿cómo es posible que algunos compañeros suyos no se contagien?


Hombre... Por mis características, yo soy un jugador de trabajo, de entrega, de lucha, de pelea... Mi juego se basa en eso, pero tenemos otros jugadores que aportan otras cosas. Quizás el fuerte de ellos es la parte técnica más que el cuerpo a cuerpo. Entonces cuando a esos jugadores las cosas no le salen tan bien, la gente tiende a creer que no luchan y no se entregan, pero no es así. Lo que ocurre es que cuando las cosas no salen bien, se le achaca más a los jugadores técnicos. Pero cuando la dinámica no es buena, esos jugadores se ven envueltos en ella y a veces no rinden a su nivel. La mejor señal es que los protagonistas sean los atacantes, los que juegan adelante. Cuando los protagonistas son el portero o los centrales, la sensación es que el equipo tiene más problema.

¿Los rivales juegan a una velocidad más que el Depor?


Nosotros siempre hemos jugado así. Nunca hemos sido un equipo que jugara a un ritmo trepidante. Nuestro juego se basa en el fútbol control. A veces, lo que ocurre es que la posesión del balón resulta ineficaz si no eres capaz de machacar porque algunos rivales se sienten cómodos, te entran y te marcan. El control del balón debe ser un medio para alcanzar un fin que es llegar a la portería rival y hacer goles. Con la posesión tienes que lograr el desgaste físico del contrario. De esa forma, se pueden encontrar los espacios y llegar. En algunos partidos, nuestra posesión resulta inocua. Entonces no somos capaces de materializar ese mayor volumen de juego convertiendo goles.

¿Qué le hace falta a este equipo para conseguir los objetivos?


Cada jornada que pasa las probabilidades son menores. Necesitamos urgentemente dar el salto definitivo a los puestos europeos. Ahora, cada vez está más complicado, pero el domingo ante el Santander tenemos un partido importantísimo. Hay que estar más atentos que nunca porque esta temporada se han marchado muchos puntos de Riazor. Hay que mentalizarse y salir a ganar. Faltan seis partidos y vamos a hacer un esfuerzo enorme para intentar dar a la afición la posibilidad de estar en Europa un año más. Si por desgracia no es Champions y es la Uefa, habrá que considerar esa circunstancia. Aunque la Uefa es un objetivo que no ilusiona y muchos lo consideraran un año malo para nosotros. Estamos acostumbrados a comer caviar y a veces eso es complicado.

¿Pero realmente cree que todavía es posible la Champions?


Sí. Creo que sí. Estamos decepcionados por los últimos puntos que se nos han escapado y eso nos ha dejado en una situación muy complicada de cara al futuro. Pero insisto, este es el momento de demostrar que estamos todos juntos y comprometidos. Hay que colaborar y dar la cara. A la hora de ir a Cuatro Caminos a levantar la Copa y celebrar, estamos todos. Pues ahora que las cosas están saliendo mal, hay que dar la cara, comprometerse, reconocer carencias y decir que no lo estamos haciendo bien. Todavía hay un margen amplio para mejorar. No queda otro remedio porque cada vez falta menos. Es el momento de asumir la situación, encarar el panorama y hacer lo posible para conseguir los objetivos en estos seis partidos. Si no es la Champions, tendrá que ser la Uefa, aunque sea un mal menor.

¿Cuál es su deso a falta de seis partidos para retirarse?


Me haría mucha ilusión que el equipo se clasifique para la Champions. Trato de dar todo lo que tengo para intentarlo. Para mí es muy importante cerrar mi etapa en el Depor logrando la clasificación para la Liga de Campeones. Me iría feliz y con la conciencia tranquila sabiendo que dejo al Deportivo en lo más alto. Ese es mi gran deseo.

¿Los demás deberían ver en usted el ejemplo a seguir?


Sería bueno que entre todos seamos capaces de conseguir el objetivo. A mí, que el año que viene no voy a estar, me llenaría de ilusión estar en Europa por la gente que está aquí. Las competiciones europeas son prestigio y dinero para el club y para los jugadores. Son beneficios de cara al mantenimiento de una plantilla.

¿Habrá que hacer autocrítica esta semana?


Esta semana y siempre. Cuando las cosas van bien, siempre hay un margen para mejorar. Y cuando las cosas van mal, hay que hacer mucha más autocrítica. No echarnos la culpa los unos a los otros, sino hacer autoanálisis sabiendo lo que puede dar de más cada uno para que entre todos se consiga el plus de competencia adecuado. Tirando los trastos a la cabeza entre nosotros no hacemos nada. Cada uno tiene que tratar de aportar algo más al equipo.

Más noticias de: MAURO SILVA