RCD / NOTICIAS

Irene Ferreras cree que la liga "va a ser una carrera larga, sobre todo para reponerte de los golpes" y para que "el resultado anterior no te perjudique en el siguiente"

25/11/2022 18:57

Irene Ferreras advierte de que mañana sábado 26 de noviembre a las 11:00 en Abegondo ante el UDG Tenerife B "tenemos un equipo difícil delante. Ya es la jornada 10, no descubrimos nada si vemos que contra cualquier equipo, sobre todo cuando está en una situación en la clasificación por debajo de nosotras, es donde no podemos perder los puntos. Es importante que nos impongamos, que haya un único equipo en el campo que quiera ganar esos 3 puntos, que se note que para nosotras esos 3 puntos son de vital importancia y siempre respetando al rival. El UDG Tenerife B es un filial de un muy buen club, que está haciendo muy bien las cosas en el fútbol femenino, que tiene una señal muy clara desde el trabajo, la lucha. Van a venir a ponérnoslo difícil. Venir a jugar a este escenario siempre es bonito para cualquier jugadora, sea del equipo que sea. Y nosotras a seguir creciendo y mejorando en pequeñas cosas que sí que tienen margen de mejora".

Recalca la entrenadora blanquiazul que "estamos creciendo en muchas facetas del juego y vamos a intentar ser solventes atrás, como venimos haciendo, y sobre todo mejorar un poquito en esa definición y en esa claridad en los últimos metros para poder generar el mayor número de situaciones de gol posible".

Asegura que en el vestuario "nos tomamos el partido de mañana igual no como ese rival directo que mucha gente cataloga, pero sí como 3 puntos que son de vital importancia para nosotras primero por ser en casa y segundo porque consideramos que si estamos bien tenemos que ser capaces de ser mejores. Fuera es complicado quizá tener una regularidad, aunque es verdad que en el último partido, sino a nivel de resultados creo que a nivel de imagen, el paso que adelante dio el equipo nos viene trayendo buenas sensaciones y estamos en una buena dinámica. Darle continuidad en casa, que nos sentimos muy arropados, nos sentimos cómodas. Es una de nuestras señas desde el inicio, el buen rendimiento que está dando el equipo aquí y queremos seguir afianzando eso".

Irene Ferreras recalca que la liga "va a ser una carrera larga, sobre todo para reponerte de los golpes, ya no para perder los menos puntos posibles, sino que el resultado anterior no te perjudique en el siguiente".

Apunta que el choque en Barcelona ante el filial azulgrana saldado con derrota en el minuto 87 con un gol en propia meta, "nos ha permitido crecer mucho como equipo, desde el vivirlo y desde el analizarlo posteriormente. Para mí fue una experiencia muy bonita, porque me exigió mucho como entrenadora y a posteriori he podido identificar cosas donde el equipo puede mejorar. Yo la primera que me autoexijo. Y ahora, darle continuidad a las lecciones que vamos sacando de cada partido, que es la clave a que nuestra autoestima esté fuerte porque pudimos hacer muchas cosas bien, pero la exigencia de este equipo siempre está y ya no solo porque se la tramitamos nosotros sino porque las propias jugadoras la tienen impuesta y ellas no son felices si perdemos un partido contra el rival que sea. Es muy positivo todo ese cóctel: hemos estado cerca, hemos hecho un partido digno, no nos contentamos con eso. La próxima vez lo queremos hacer mejor. Y creo que el equipo va creciendo y va ganando probabilidad de que en las siguientes ocasiones estemos cerca".

Finalmente explica que "el equipo está interpretando muy bien las primeras circulaciones y el inicio del juego, que eso nos permite tener ventajas. Después nos encontramos un partido con las líneas muy juntas y nos costó mucho interpretar qué relaciones teníamos que tener en el último tercio para tener situaciones claras. Aún así conseguimos generar varias situaciones que además habían sido entrenadas, insistidas desde la semana. Al final eso te genera una satisfacción grande, pero queremos crear más volumen de situaciones de área, sobre todo que seamos un poquito más amenazantes en ciertos partidos. Y luego, según van avanzando los minutos, conseguir tener un poquito más de control, que esos resultados que van un poco más igualados no nos desarmen como equipo. En la segunda parte tuvimos un tramo largo donde concedimos espacios al rival y donde pudimos perder el partido en otras situaciones. La pena fue que aún defendiendo bien esas situaciones de máximo riesgo, que lo hicimos muy bien, luego el gol lo recibes de una situación más evitable, pero la lectura es que el equipo crece. Viendo al equipo replegando me siento orgullosa, haciendo retornos, teniendo ese esfuerzo, esa solidaridad. Esta semana sobre todo hemos insistido en situaciones de los últimos metros, tener un poquito más de precisión, más claridad, más fluidez y estar tranquilas y confiar en lo que estamos haciendo".