RCD / NOTICIAS

La primera y última vez que lloré por el fútbol

Teniendo en cuenta todo lo que está cayendo actualmente, no sólo en España, sino en todo el mundo, sería muy banal no hablar de la crisis, las manifestaciones, las elecciones, Fukushima, sería prácticamente una aberración hablar de futbol, por ejemplo. Mira por donde... mi primer artículo será banal y una aberración descomunal. No puedo empezar de otro modo este blog de cuerdos y recuerdos que no sea analizando la actualidad futbolística que me trae recuerdos entrañables y no tanto. A falta de una jornada para que termine la liga y con todo lo que aparentemente importa decidido, algunas minorias, entre las que me incluyo, nos encontramos en un sinvivir. 

20/05/2011 12:18

Año 1992, allá por aquellos en los que tenía 9 años, recuerdo estar en una hamaca con mi padre en el salón de nuestro primer piso (o al menos el primero en el que yo estuve), mi madre estaba en la cocina, mi padre y yo viendo el partido, si.... típica estampa... lo reconozco. En aquel viejo salón un niño (actualmente 27 años después sigo siéndolo) con su padre (madridista acérrimo) viendo un Depor-Valencia. El Depor se jugaba la liga, si ganaba era campeón de liga, si no, lo era el Barça. Último minuto de partido, penalty a favor del Depor. Yo, niño criado en el catolicismo desde bien pequeño, infundado sobre todo por mi madre, corrí hasta la habitación de mis padres a por un niño Jesus de cerámica que tenía. Estaba eufórico, nervioso, ansioso, porque se tirara ese penalti y que ese gesto me demostrara a mi corta edad que los equipos pequeños y la gente "pequeña" en general puede conseguir grandes cosas. Bebeto, brasileño y delantero del Depor de aquellos años se escondió, y le tocó tirarlo a un central, Djukic, entrenador actual del Hercules. Recuerdo como llenó el pecho de aire antes de echar a correr hacia el balón, lo siguiente que recuerdo es un penalti desastrosamente tirado, una parada del "gato Gonzalez" que celebró como si hubiera ganado la liga el Valencia (lo cual me hace pensar que algo si ganaron....).
La siguiente imágen que recuerdo es que soltaba al niño jesus en su sitio (no fuera a romperlo....era sagrado) y rompí a llorar, no se decir cuánto tiempo, pero sí que se me hizo interminable. No se si fue el hecho de madurar o este simple hecho el que me ha hecho ser menos creyente conforme pasan los dias.... lo que sí se es que el tiempo acabó dándole al Depor (SuperDepor) esa liga y un par más de trofeos que España le debía.
Pues bien, 19 años después, cosas de la vida, después de haber visto en Alicante ganar al Hercules de Djukic 1 a 0 al Depor, nos lo volvemos a jugar todo contra el Valencia en la última jornada. Pero no, no creais que es por lo mismo, bueno hay cosas que no cambian, el campeón de liga también en este caso es el Barcelona. Ahora nos jugamos el descenso (igual que otros 6 equipos).
A veces, pensando en economía y viendo determinadas cosas que pasan en un período de años parece que todo este guiado por algún director de poca monta que intenta hacer taquillazos a base de ciclos que se repiten (como el caso de la crisis en España) y que te hacen mirar para atrás y recordar momentos que pueden ser amargos, o dulces, dependiendo de quien mire.
No he conocido en todos los años de mi existencia a este equipo en segunda división y creo que me costaría mucho encajarlo ahora que ya estoy crecidito. Ha sido un club ninguneado por sus propios vecinos, les han retirado subvenciones, apoyo por parte de la mayoría colectivos gallegos, y aún asi han podido resistir.
En el 1992 fue la primera y última vez que lloré por el fútbol, y ahora con 27 años os digo y espero que después de este sabado siga siendo aquella esa última vez.