RCD / NOTICIAS

Manu Sánchez aprecia en el vestuario deportivista "un sentimiento de responsabilidad muy grande con el equipo, con el Club. Es una satisfacción".

12/12/2020 18:54

Manu Sánchez indicó este mediodía en rueda de prensa que en el encuentro de mañana domingo en Abegondo entre el Deportivo ABANCA y el EDF Logroño (12:00 horas) se verán las caras "dos equipos con muchos similitudes, dos equipos que humildemente creo que hicimos una gran temporada el año pasado, los bloques más o menos continuamos para tratar de abordar este año igual; y que nos encontramos en dos dinámicas muy complicadas. Dos situaciones anómalas para lo que esperábamos tanto en un lado como en el otro".

Apunta que el rival "me gusta mucho. Ya me gustó mucho la temporada pasada. Gerardo (García, técnico) hace un trabajo espectacular. En todas las líneas es un equipo muy compensado. Este año han hecho muy buenas incorporaciones. Me gusta mucho la gente que han incorporado y la gente que tienen. Destacaría a una institución en este país como es Jade, que tuve la suerte de conocerla hace muchos años. Me parece una jugadora increíble. Y van encontrando un once definido. Intentan jugar aunque como nosotros han tratado de minimizar esos riesgos atrás, con un fútbol muy dinámico, buscando ser verticales, con esa velocidad que tienen arriba. Es un equipo con jugadoras muy interesantes, que saben jugar y que lo intentan. Es uno de los equipos que apuestan por el fútbol femenino. La prueba es que juegan sus partidos en Las Gaunas".

El duelo entre ambos conjuntos es inédito en la Primera Iberdrola porque el año pasado en la primera vuelta "coincidió justo la huelga" y en la segunda parte de la liga se paralizó la competición a causa de la pandemia de COVID-19.

El técnico deportivista confesó que el pasado sábado en Eibar, nada más señalar la colegiado el final del partido, "observé lágrimas más que sonrisas y alegría. Había lágrimas de rabia, de impotencia. Y eso me agrada porque veo que hay un sentimiento de responsabilidad muy grande con el equipo, con el Club. Es una satisfacción".

Finalmente admite Manu Sánchez que se siente "incómodo porque no estamos a la altura de lo que deberíamos estar. Y soy el máximo responsable", concluye.