RCD / NOTICIAS

Álex Bergantiños admite que "por mucho que sea un filial es un partido que para #ANOSAFORZA es importantísimo"

21/09/2022 20:54

Álex Bergantiños manifestó esta mañana en la sala de prensa de ABANCA-RIAZOR, minutos antes de que arrancase la sesión de trabajo del primer equipo, que "estamos todavía en construcción. Cambiamos algunas cosas con respecto al año pasado, también jugadores nuevos. El principal problema que tenemos son las distancias entre nosotros. Estamos teniendo distancias no correctas a la hora de pasar de la fase de creación a la de finalización. Quizás estamos atascándonos un poco o recibiendo en zonas difíciles de generar peligro. Nos está costando esa última fase de tres cuartos llegar en mejores condiciones. Está todo relacionado. No creo que sea un problema solo de creación, sino también de cómo estamos relacionados en distancia, ocupando los espacios. En Mérida estuvimos demasiado balanceados todos muy cerca del balón, eso hacía que hubiera menos espacio. El otro día en ABANCA-RIAZOR al revés, de la línea de atrás a la línea de adelante había demasiados metros. Siempre teníamos que buscar jugadores de espaldas. Faltó un poco romper el espacio, atacar un poco más. Son movimientos y coordinaciones que tenemos que ir cogiendo".

El capitán blanquiazul pide en este momento de la competición "tener tranquilidad. De momento llevamos 3 partidos, hemos sacado 7 de 9. Está claro que #ANOSAFORZA siempre quiere más, quiere ver a su equipo mejor. Nosotros también somos los primeros que no estamos satisfechos de cómo estamos jugando. Esto es un proceso. El año pasado ganamos los cuatro primeros partidos de liga y al final no acabamos ascendiendo. Hay que tener tranquilidad, creer en el proyecto, en los procesos. Estoy convencido de que vamos a ir mejorando en cuanto a juego y lógicamente todos queremos que sea lo antes posible, con las mejores sensaciones, pero hay que tener tranquilidad y nosotros dentro tenemos que tener la mente fría, analizar las cosas que tenemos que mejorar para ir progresando como equipo y creciendo. Hay que saber que esto es una carrera a largo plazo. Hay que ir sacando puntos, pero también mejorando en el juego poco a poco".

A nivel personal, confiesa de las críticas que intenta "estar un poco al margen. Ya llevo mucho tiempo en esto y cada aficionado, cada periodista, cada persona que demuestra su opinión tiene sus preferencias. Yo que llevo tanto tiempo aquí siempre voy a estar, para bien o para mal, más expuesto que otros compañeros. Hay que intentar analizarse uno mismo, ser autocrítico siempre: las cosas que hago bien, las que hago mal, las que me piden, las que puedo mejorar o hacerlo de diferente manera. Cuando las cosas no salen bien soy el primero que tiene autocrítica consigo mismo y con el equipo e intenta ayudar a corregirlo tanto para mí individualmente como para mis compañeros. Siempre intento tener ese grado de autocrítica al final con el cuerpo técnico y con nosotros. Somos los que tenemos que tener la mente fría de de valorar más allá de opiniones que puedan llegar desde fuera, que intento estar al margen, porque hay tantas opiniones como aficionados. Es imposible estar pendiente de eso, porque lo único que va a hacer es afectarte más con el paso del tiempo. Intento estar al margen y centrarme en el trabajo que yo puedo hacer".

Es consciente y subraya "el privilegio de lo que significa el Dépor y cómo se vive aquí y en todas partes. Siempre va a haber exigencia, eso, los que llevamos tiempo aquí, intentamos transmitir a los que han llegado. Si se gana, ¿por qué no se gana por más goles?; y si no se gana, ¿por qué no se gana? Estamos expuestos a esa exigencia y más aún en la categoría en la que estamos ahora. Somos uno de los favoritos y vamos a tener ese grado de exigencia siempre. Es normal e incluso bueno que haya preocupación porque eso es que #ANOSAFORZA está pendiente del equipo, está enchufada. Teníamos 18.000 o 19.000 el domingo aquí en ABANCA-RIAZOR, la gente vive para el Dépor, esta pendiente del Dépor, preocupada por el Dépor y eso es bueno. Te preocupa porque te apasiona, porque lo quieres y porque vas a estar pendiente constantemente. Eso tiene que hacernos a nosotros estar más en alerta que nunca e intentar responder a ese grado de exigencia con mejoras constantes. Siempre intentando desde dentro mantener la cabeza fría de lo que es la profesión, el juego, de lo que tenemos que mejorar y las características que tenemos".

Recuerda respecto a la visita al RC Celta B de este sábado 24 de septiembre a las 18:00 horas (TVG-2 e InSports.tv) que "por desgracia ya es el tercer año seguido que estamos en esta categoría y que tenemos que jugar este partido. Como deportivista, como coruñés es un escenario que no nos gusta vivir, pero es la realidad de ahora mismo. Tenemos que intentar salir de ella lo antes posible y para eso hay que ganar este tipo de partidos. Todos esperamos que lo antes posible el Dépor esté donde le pertenece, pero el fútbol es presente y el presente es ir a jugar contra el Celta B e intentar ganar en ABANCA-Balaídos para ganarse el derecho a estar en la categoría en la que le pertenece estar".

Del conjunto céltico, opina que "como todos los filiales, cada año hay muchos cambios. A principios de temporada siempre les cuesta un poco más porque son gente muy nueva que se tiene que adaptar y conjuntar; y van cogiendo experiencia a medida que pasen los partidos. El mejor ejemplo fue el año pasado. El primer partido les ganamos aquí 5-0 y después fue un equipo que casi entra en play off e hizo una segunda vuelta inmejorable. Ellos estarán en esa fase de adaptación con el plus que tiene para ellos jugar contra nosotros. Siempre los filiales dan un plus en este tipo de partidos porque son jugadores de mucho talento, con individualidades importantes porque están escogidos para un filial de equipo de Primera División. Tenemos que estar preparados para eso y colectivamente estar más conjuntados nosotros y poder hacer un partido más controlado, que no lo llevemos a ese terreno individual".

Sostiene Álex que "el jugador que viene nuevo y que vive en A Coruña ya lo palpa, en la gente de la calle, el día a día. Todo el mundo sabe que es un partido diferente, más aún con lo que pasó el año pasado, con la tensión que se vivió. Vamos a jugar a un estadio de Primera División. Por mucho que sea un filial es un partido que para #ANOSAFORZA es importantísimo. Todo el grupo va a estar motivadísimo para el sábado, sabiendo que es un partido importante por todo, por el rival, porque venimos de un empate y porque queremos mejorar y seguir en línea ascendente para ganar partidos y para estar en la parte alta de la clasificación".

Finalmente, no se asombra por la apoyo masivo desde la grada cada fin de semana: "Es un privilegio que tenemos y en muy pocas partes del mundo se vive lo que se vive aquí en torno al Dépor en cuanto a medios, afición, repercusión... Es una semilla que germinó con la época del Súper Dépor, de Arsenio. Todo eso se ha ido inculcando de padres a hijos y es algo con lo que convivimos. Es el mayor reflejo, el equipo lleva 3 años en el tercer nivel del fútbol español y ver cómo #ANOSAFORZA se apasiona, cómo vive el día a día del equipo, en la exigencia, en conocer a los jugadores, en el vivir cada partido de cada fin de semana con la expectación, en ir a ABANCA-RIAZOR con la familia... Es un fenómeno que tenemos aquí y que tenemos que mantener porque es lo que nos da identidad de ciudad, de club, de afición, que nos mantiene unidos. Ojalá el equipo a corto plazo consiga devolver a #ANOSAFORZA todo lo que está dando y lo que está manteniendo. El único activo que tiene el Club ahora mismo es ese y a eso nos tenemos que agarrar, lo tenemos que cuidar y seguir regando esa planta de la afición, porque es la que tarde o temprano va a conseguir que esto resurja para arriba; y vuelvan el Club y #ANOSAFORZA a vivir tiempos que son los que le corresponden y los que se merece por su valor".

Más noticias de: ÁLEX