RCD / NOTICIAS

Mackay y Miku admiten que "no supimos gestionar bien los últimos minutos"

01/10/2021 23:52

Ian Mackay y Miku se pasaron por la sala de prensa de ABANCA-RIAZOR concluido el encuentro ante la SD Logroñés.

El meta coruñés resalta que en el vestuario deportivista "estamos jodidos. Quizá no fue el mejor partido, porque no estuvimos bien, pero ya que llegas a los últimos minutos con un resultado favorable aquí en ABANCA-RIAZOR no puedes dar pie a que tengan esa ocasión; incluso la de antes que se va al tiro cruzado y al final pues se va fuera. Creo que se tenía que haber terminado el partido ahí, gestionar mejor los últimos minutos. Pasaré este día fastidiado y a intentar pensar en el siguiente partido".

Por consiguiente, en su opinión "no supimos gestionar bien los últimos minutos. Una vez que llegues al final del partido, a lo mejor hay que calmar el partido, perder más tiempo, calmar al otro equipo de ese momento de euforia para poder empatar; y que se termine el partido".

De #ANOSAFORZA, Mackay comenta que su comportamiento "fue espectacular. Nos están animando todo el rato y nos vamos muy fastidiados por no haber podido brindarle la victoria. Incluso después de que nos metieran el gol siguieron animando para que viéramos que no estábamos solos. Solo puedo tener palabras de agradecimiento  porque es para quitarse el sombrero".

Por su parte, Miku confiesa que "estamos fastidiados. La sensación es que perdimos dos puntos en ABANCA-RIAZOR. Solo nos queda aprender de este día, sacar las conclusiones positivas que habrá, las conclusiones negativas que también las habrá, reponer los errores y pensar ya en el partido del fin de semana".

El delantero venezolano se lamenta de que al Dépor le "faltó hacer el fútbol un poco más sucio en esos últimos minutos. Me refiero a hacer más faltas, que se jugará más lento,  tener más posesión de la pelota, que nos durara más el balón, porque la perdíamos muy rápido y entonces ellos enseguida atacaban. Se iban al ataque con todo porque tampoco tenían nada que perder. Para cualquier rival, venir aquí y llegar al 85 con 1-0 es un buen partido para ellos y para nosotros no es bueno. Al final la balanza se decantó con un empate que nos deja un mal sabor de boca. Pero el equipo tiene que limpiar la mente rápido porque el fin de semana toca otro partido y la Liga es muy larga. Esperemos volver a encadenar victorias".

No cree que el equipo se resienta por este resultado: "El entrenador tiene las herramientas para durante la semana enseñarnos en qué fallamos el día de hoy y por qué se provocó el empate. El equipo desde mi perspectiva tiene muy buena autocrítica y que cuando ganamos 5-0 y encadenamos tres victorias seguidas no nos creíamos los mejores del mundo y que ahora que tenemos dos resultados que no son positivos para nuestros intereses tampoco creo que nos vamos a venir abajo. Sabemos que es una Liga muy larga".

 

Más noticias de: MACKAY, MIKU