RCD / NOTICIAS

Miku pide “disfrutar el presente” y advierte que “la competición va a ser larga y va a haber momentos de todo tipo”

08/09/2021 19:57

Miku fue el protagonista esta mañana en la sala de prensa de Abegondo, en su primera comparecencia esta temporada ante los medios de comunicación.

El delantero deportivista confiesa sentirse “anímica y físicamente muy bien. Un año con pretemporada se nota y el año pasado, como todos saben, con diez meses sin prácticamente jugar al fútbol, venir e intentar competir y ayudar fue negativo porque sufrí lesiones. Este año, desde el día uno con mis compañeros me puse a tono y estoy ayudando en lo que en el cuerpo técnico me pide para poder sumar a la causa”.

Extrae una valoración de lo que va de temporada “positiva. Cuando ves los partidos y ves seis puntos en tu casillero, has hecho seis goles, ningún jugador ha repetido gol, portería a cero... No debemos mirar al futuro, pero disfrutar el presente. Por lo menos en estos dos partidos hemos cumplido con lo que se requiere y ahora a pensar en el partido de Calahorra”.

Sobre la presión, apunta el ariete blanquiazul que “este año siento que hay igual. En los clubes grandes o importantes convives con la presión a diario. Eso es algo que el jugador tiene que interiorizar y saber manejar. A lo mejor el año pasado, por ser el siguiente del descenso, había como una obligación extra. Pero este, a pesar del recorte presupuestario que ha habido y de los ajustes, la misión del club y la exigencia, tanto interna como externa, siento que es la misma. En ese sentido, el grupo sabe lo que lo que le van a exigir, es consciente de lo que tiene que hacer; pero está muy enfocado, muy tranquilo”.

De hecho, subraya que “lo más importante siempre es vivir en la realidad. Y la realidad es la historia que tiene a sus espaldas, con #ANOSAFORZA, con lo que representa no solo en Galicia, porque te puedo decir que en mi país (Venezuela) hay muchísima gente pendiente del Deportivo. Y me consta. Es un club que nos guste o no en esta categoría, es favorito. Aunque haya habido un gran recorte a nivel económico, eso no conlleva que el Club tenga la misma ambición y la misma obligación”.

Con el nuevo formato, liga todos contra todos, advierte que “la competición va a ser muy larga a diferencia del año pasado; y va a haber momentos de todo tipo”.

A nivel personal, recuerda que "estoy aquí muy bien, mi familia se encuentra fenomenal. Ya el año pasado, cuando firmé también lo comenté. Hicimos un esfuerzo porque teníamos una propuesta de más dinero de otro sitio. Pero tengo mis pretensiones personales y familiares que son muy arraigadas a Galicia y que también eso empuja un poco en ese sentido. Este verano lo viví con mucha tranquilidad, sabiendo que iba a haber una reforma importante de la plantilla. Esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar. Había acabado el año muy bien, había estado en un rendimiento en el que yo quería estar desde el inicio. El Club lo valoró, tomó una decisión que quería continuar conmigo y pusimos todas las facilidades. Volvimos a hacer otro gran esfuerzo este año, pero estamos muy contentos aquí, mi familia, mis hijos. Creo que eso, en este caso para mí es lo primordial”.

Preguntado por la profunda reforma que sufrió la plantilla durante este pasado verano, opina que “se conjuga un poco todo: recortes económicos, buscar otro perfil de jugadores...” No está de acuerdo en que hayan llegado futbolistas con más hambre porque no cree que “el jugador de fútbol en general deje de tener hambre en cualquier momento de su carrera. La ilusión y esa ambición tiene que existir siempre. El que ha llegado a lo más alto por mantenerse, el que no ha llegado porque quiere llegar, al que no le ha ido bien porque quiere mejorar, al que le ha ido bien porque quiere seguir que le vaya yendo bien. Todos los jugadores buscan esa ambición de estar en lo más alto. El club ha hecho una reforma importante de la plantilla, ha traído a los jugadores que considera que tanto para el estilo de fútbol, del entrenador y para la categoría pueden dar un buen rendimiento. A partir de eso entre todos construir algo positivo para que este año las cosas vayan bien”.

Tuvo palabras de cariño para Noel, uno de los representantes de los actuales campeones de España juveniles y que se encuentra haciendo la pretemporada con el primer equipo: “A veces le digo que puedo ser su papá. Le doblo en edad. Es una esponja, absorbe todos los consejos que cualquiera le da, porque en el equipo hay mucha gente que tiene más experiencia y que le da consejos. Y tanto él como Trilli me han sorprendido porque escuchan, asienten con la cabeza, intentan aplicar esos consejos, pero también intentan aportar su factor diferencial, lo que les hace diferentes a ellos”.

Añade que habla mucho con él “porque tiene muy buenas condiciones. El club tiene un proyecto de un gran delantero”. Eso sí, pide “ir paso a paso. No hay que llenarlo de responsabilidad. Tiene que ir quemando etapas. Su forma de jugar es muy buena, sabe combinar, tiene gol, tiene trabajo, juega de espaldas. Hablo mucho con él. Intento a veces decirle ‘oye, cuando el equipo defiende tienes que perfilarte aquí para dar salida a tus compañeros’. La verdad es que me escucha mucho y siempre intenta hacerlo de la mejor manera y ayudar”.

Cuenta que en el debut del internacional español sub-19 en ABANCA-RIAZOR ante el RC Celta B, hace quince días, “cuando me cambian le digo ‘dale con todo, que vas a marcar un gol’. Y mira, debuta, mete el gol, 5-0. Entonces voy a felicitarlo y le dije ‘¿ves? Hay que seguir trabajando día a día’. Lo felicité porque se lo ha ganado. Estoy muy contento porque al final eso es competencia para nosotros. Le pone al entrenador una opción más sobre la mesa, le abre el abanico de opciones, a su vez a los demás también nos pone en alerta porque sabemos que hay otro jugador que tiene un buen nivel y que también puede jugar. La competitividad interna hace aumentar el nivel de la plantilla y eso lo que hace a su vez es que tengamos mayores soluciones todos los domingos”.

Finalmente, Miku admite el buen entendimiento que tiene con Alberto Quiles: “Eso ocurre a veces en el fútbol. Cuando conectas con un jugador se ve en la cancha. Prácticamente ni nos tenemos que mirar para saber dónde va a estar uno y donde va a estar el otro. Hablo mucho con él. Puede jugar de delantero, puede jugar de 10, puede jugar de extremo como está jugando porque tiene capacidades para meterse por dentro, al ser zurdo y jugar por el perfil diestro le abre la cancha para poder dar pase en profundidad a Willy, puede pegar a portería, puede hacer paredes conmigo... Tanto él como yo lo que queremos es que el Club acabe lo más arriba posible. Tenemos que aprovechar las condiciones de todos los compañeros. Sé que tengo un aliado, un socio arriba. No hago la guerra por mi cuenta, tengo más compañía. También se descarga un poco la responsabilidad del gol porque hay más personas que tienen un buen número de goles y que pueden ayudar. Nos entendemos muy bien, hacemos paredes, hablamos mucho, somos solidarios, trabajo... A veces si él está cansado le cubro, voy a su sitio como el otro día que jugué cinco minutos en la banda porque él estaba un poco asfixiado. Luego, cuando yo estoy cansado él me ayuda. Al final esto es un deporte colectivo y necesitamos de los 25 cabrones que corren todos los domingos para que el equipo saque los tres puntos”.

Más noticias de: MIKU