RCD / NOTICIAS

Miku: "Si queremos llegar al playoff de la mejor manera no hay mejor preparación que llegar con una victoria y con buena sintonía"

25/05/2022 19:52

Miku aseguró esta mañana en la sala de prensa de Abegondo, en referencia al playoff de ascenso, que "cuando se avecina un momento importante, si llegas de la mejor manera preparado lo vas a afrontar con mucha más seguridad que si no te preparas previamente. Y en ese trabajo está el físico y el mental. Tenemos este sábado (18:30 en ABANCA-RIAZOR) un partido donde el rival (Unionistas de Salamanca CF) aún mantiene sus opciones de poder meterse en el playoff. Nosotros, como siempre hemos hecho, representamos a un escudo, a un colectivo, a una afición y una ciudad y merecen que nosotros tengamos un desempeño óptimo en cuanto a actitud, en cuanto a no regalar nada".

En esta línea, insiste en que "el Deportivo es un club que, aunque a día de hoy tengamos el objetivo del playoff asegurado, tenemos que salir a ganar todos los partidos y la mejor manera de preparar y de llegar al playoff es siendo conscientes de que este partido sirve de preparación para mantener la buena dinámica. Hay que alargarla otra semana más para cuando llegue el playoff llegar en esa sintonía. Entonces relajarse no es bueno. Ya habrá tiempo de relajarnos en verano, ahora toca mentalmente estar muy enfocado y saber que el partido del sábado tenemos que hacer las cosas muy bien pensando en que si queremos llegar al playoff de la mejor manera no hay mejor preparación que llegar con una victoria y con buena sintonía".

Así, el internacional deportivista ve al Dépor “enfocado en este partido. El entrenador ha sido muy claro en ese mensaje a nivel interno. Obviamente hay un playoff, hay un partido importante, pero es dentro de dos semanas. El fútbol no ve al futuro ni al pasado. Se fija en el presente y el presente es el próximo partido. La mejor manera de llegar es estar bien preparado. A nivel mental no puedes dejar de pensar que dentro de dos semanas hay un partido súper importante para el devenir de lo que es la entidad. Y somos conscientes de lo que nos vamos a jugar delante de #ANOSAFORZA, con nuestra gente. Pero cuando llegue ese momento ya nos enfocaremos más".

Autor de tres goles en los últimos dos partidos después de varias semanas sin marcar, recuerda que "cuando los delanteros no hacemos gol siempre existe esa preocupación a nivel externo y del entorno sobre cuándo volverás a marcar. A nivel interno sé cómo funciona esto, sé que es cuestión de rachas y hay que tratar de revertir la situación lo más rápido posible. En aquellos partidos el equipo atravesó un bache de resultados y las ocasiones escaseaban. Se junta un poco todo, pero en general lo llevé con tranquilidad porque yo sé que estas cosas son así. Estoy contento por volver a hacer gol y por volver a ayudar al equipo".

A nivel colectivo, Miku opina que "el Deportivo que estamos viendo en las últimas semanas se asemeja mucho al de la primera vuelta, con el sistema que utilizábamos y sobre todo transmitiendo esa regularidad y esa solvencia. Desde ese punto de vista continuar con esas sensaciones de cara a todo lo que se viene es positivo y la vez sentirnos bien cada domingo, independientemente de los que jueguen, el equipo en su funcionamiento casi siempre es el mismo. Estamos muy contentos por ello".

Con cuatro tarjetas amarillas, a una pues de la suspensión por un partido, no sabe si le tocará descansar este fin de semana pensando en el primer partido del playoff del sábado 4 de junio: "Dependerá del entrenador, de cómo lo quiera manejar. El otro día jugué también con cuatro y trabajé igual que siempre, hice la presión, me pegué con los centrales y no me sacaron tarjeta. Al final son circunstancias del fútbol, a veces el árbitro algunas acciones las ve más punibles que otras y te saca tarjeta y otros por esas mismas acciones no. Es un juegos y no se sabe lo que va a pasar. El entrenador tomará las decisiones que él considere oportunas y hay que aceptarlas como se ha hecho todo el año en todos los sentidos".

Sobre el hecho de que ABANCA-RIAZOR sea una de las sedes de ese playoff de ascenso, indica que "mi último ascenso me lo jugué en casa, en el Helmántico, delante de nuestra gente en ese momento y salió bien. Ahora al parecer va a ser una situación parecida dónde vamos a jugar en nuestro estadio. Creo que las entradas van a estar repartidas de forma equitativa, con lo que, sea cual sea el rival, nosotros llevaremos a toda #ANOSAFORZA y ellos traerán a su gente. Pero un playoff es un partido donde cualquier cosa puede pasar y será definido por pequeños detalles. El hecho de jugar en ABANCA-RIAZOR te brinda ese extra de confort de que conoces el campo a la perfección, las dimensiones... El césped te va a dar sensación de como si estuvieras jugando un partido de Liga habitual pero el contexto va a ser totalmente diferente porque va a ser un partido a vida o muerte".

Uno de los pocos supervivientes respecto a la plantilla de la pasada temporada, el ariete blanquiazul afirma que "el fútbol en mi trayectoria me ha enseñado que siempre ofrece revancha. El año pasado fue un año muy complicado donde yo creo que todos los deportivistas sufrimos no haber alcanzado el objetivo que se nos exigía y que por plantilla y presupuesto deberíamos haber conseguido. Pero el fútbol es así de caprichoso, en general no sigue una norma escrita y este playoff cuando llegue, para los que estamos aquí del año pasado, servirá para resarcirnos de lo que ocurrió el año pasado. Pero no debemos centrarnos ni quedarnos con eso, sino ver el presente. Y hacer un buen presente va a permitir tener un buen futuro para la entidad y eso es todo lo que queremos ayudar".

De su futuro, Miku se remite a que "el presente es presente y hay que disfrutar el viaje, hay que disfrutar cada momento. Luego pasan y no vuelven atrás y si no disfrutas el proceso, no vives el día a día con intensidad, con alegría, eso se diluye en el tiempo y no vas a disfrutar, vas a pasar por aquí sin pena ni gloria y sin poder vivir al máximo toda la experiencia que esto tiene. En ese sentido yo lo voy viviendo día a día, con muchísima ilusión. A nivel deportivo aún me queda tiempo, ganas. Sin ir más lejos, Joaquín ganó la Copa con 41, Jorge Molina el otro día tiró un penalti decisivo en primera con 40. Ibra ganó la liga con el Milan con 41. El fútbol ha cambiado muchísimo, la preparación física y todo ha ido en pro de que la vida del jugador sea más longeva. Estoy bastante tranquilo, me siento bien, me siento contento, compito con jugadores a los que les saco 10, 15 o a algunos 18 años, pero eso me motiva para venir el día a día y afrontarlo de la mejor manera. El futuro nadie sabe lo que nos va a deparar".

Finalmente, en pleno duelo con Quiles por el pichichi, sostiene que "nos complementamos bien. Cuando yo marco él se contenta y cuando el marca, me alegro por él. Esto no es un tema de egos ni de personificar nada de nadie, sino esto es el equipo, es un deporte colectivo. Hay momentos en la temporada, estados de forma, estados anímicos, situaciones personales extradeportivas que nos afectan. Uno es humano y a veces las traslada a su trabajo porque es intrínseco, está en nosotros. Pero tenemos esa suerte de que en un deporte colectivo todos tienen que ayudar, todos tienen que aportar y en la plantilla que tenemos hoy en día cualquier jugador es importante porque tiene sus capacidades y puede ayudar al equipo en pro del objetivo final. Estamos ahí haciendo goles los dos. Ojalá sirvan para sumar 3 puntos y cuando llegue un momento decisivo para conseguir el objetivo. Y si no somos nosotros y lo marca Mackay también nos alegraremos porque al final queremos que el equipo consiga el objetivo que se trazó a principio de temporada y por el que todos hemos estado luchando y bregando todo el año".

Más noticias de: MIKU