RCD / NOTICIAS

Quiles: "Hacemos muchas cosas bien pero tenemos que corregir muchas otras"

06/10/2022 19:42

Alberto Quiles admitió esta mañana en la sala de prensa de Abegondo que el inicio de liga del Deportivo "no es el que todo el mundo esperaba. Sí que hacemos cosas buenas, muchas cosas bien pero tenemos que corregir muchas otras. El equipo tiene fases en las que juega bien, pero hay otras fases en las que le cuesta mucho. Estamos recibiendo muchos goles y defensivamente, cuando digo defensivamente digo todo el equipo, desde el delantero hasta el portero, tenemos que estar más intensos. Hemos recibido bastantes goles en este inicio de liga y eso tenemos que arreglarlo. No es el inicio que esperaba de un Dépor arrollador, pero llevamos 6 jornadas, todavía es pronto. Hay mucha gente nueva y poco a poco iremos a mejor seguro".

Preguntado por la presión en los partidos de casa, el delantero deportivista fue rotundo: "A mí me encanta jugar en ABANCA-RIAZOR. Prefiero jugar en un estadio que haya 15.000 o 16.000 personas que jugar en un estadio con 1.000 o 2.000 personas. A mí me encanta, me ha gustado siempre y yo no tengo problema en eso. No porque ahora no esté encontrando mi juego, no esté tan bien de ABANCA-RIAZOR. Para nada. A mí me encanta jugar en el Estadio y tenemos que sentirnos privilegiados de poder jugar ante tantas personas y en un estadio que es de Primera División".

Añade que "cuando eres niño, lo que sueñas es jugar en un buen estadio, donde te vea la gente, donde la gente vea cómo juegas, como lo haces. Que cuando juegas mal te pita o te silba, es normal porque la gente está descontenta. Igual que cuando juegas bien o metes goles te van a aplaudir, cuando juegas mal tienes que aguantar el chaparrón, pero eso va en nuestra profesión y tenemos que sentirnos agradecidos de poder jugar ante tantas personas, de tener 23.000 socios y no decir 'es que hay mucha presión en ABANCA-RIAZOR'. Presión es para los que vienen aquí a jugar, no para nosotros. Para nosotros es una alegría jugar en ABANCA-RIAZOR".

Asegura que nadie en el vestuario le ha comentado lo complicado que es jugar en ABANCA-RIAZOR cuando las cosas no van bien: "Cuando los resultados van mal es complicado tanto en ABANCA-RIAZOR como fuera. Yo no veo que jugar en ABANCA-RIAZOR sea un problema para nosotros. ¿Cómo va a ser un problema para nosotros? Me parecería una locura. Para mí jugar en ABANCA-RIAZOR es una alegría. Ojalá jugáramos todos los partido en campos así".

Del CF Rayo Majadahonda, rival este domingo 9 de octubre en el Cerro del Espino (18.00, InSports.tv), y su cambio en el banquillo con la llegada del ex deportivista Alfredo Santaelena, Quiles indica que "nadie contaba con este cambio de entrenador. Se dio esta semana. Lo conocemos de la época del DUX. No sabemos si jugará igual, si cambiarán algo. Ni idea. Da igual que sea un entrenador u otro. Tenemos que salir allí a ganar y a traernos los tres puntos".

De la renovación de su contrato en el Deportivo, desvela que "se habló algo, pero de momento está un poco parada la cosa. Entonces nada, a seguir, a hacer un buen año".

A nivel físico, el ariete blanquiazul explica que la contusión que sufrió ante el CF Talavera de la Reina "todavía me molesta un poco. La semana pasada estaba súper dolorido. Esta semana todavía tengo un poco de dolor, pero ya va a menos. Supongo que mañana me dolerá menos y ya para el finde estaré bien".

Pendiente de estrenarse como goleador en liga, reconoce que "si lo comparamos con el año pasado, está claro que he empezado peor que la temporada pasada. El año pasado creo que llevaba cuatro goles, este año no llevo ninguno. Tampoco estoy preocupado por el tema del gol. Sí que me gustaría haber hecho algún gol, pero prefiero recuperar sensaciones y encontrarme con mi juego que es el gol. Estoy seguro que cuando meta el primero, llegarán muchos más".

Insiste en que "me encuentro más cómodo llegando al área que estando. Por eso cuando juego en punta lo que suelo hacer es ir a recibir mucho para luego descargar y llegar al área de sorpresa. No estando allí. No me importa jugar en un lado que en otro, pero si juego en punta iré muchas veces a recibir, me bajaré un poco de posición. Estando ya en el área, marcado por un central o un lateral me cuesta mucho más que si llego por sorpresa que que ahí no tengo marca".

Más noticias de: QUILES