RCD / NOTICIAS

Álex Bergantiños cree que con la segunda parte en Santander, "el equipo salió reforzado anímicamente"

28/10/2019 20:30

Álex Bergantiños pasó esta mañana por la sala de prensa de Abegondo.

El capitán deportivista admite que en la primera parte del pasado sábado en El Sardinero "no leímos bien el partido". Pide corregir los errores sobre todo de esos primeros 45 minutos y "afianzar las cosas que salieron bien en la segunda mitad para ir mejorando y tener continuidad".

Cree que en la primera mitad le faltó al Dépor "en el inicio esa sensación que tenemos de equipo que lleva tanto tiempo sin ganar se reflejó en su gol. No querer hacer penalti, no querer encajar temprano hace que no hagas cosas que sueles hacer. Y al final el único disparo a puerta fue el gol que nos hicieron. En este aspecto el equipo estuvo más consistente e intentaremos darle continuidad a eso. Hacernos más sólidos y minimizar las acciones del rival".

Insiste en que el Dépor "salió reforzado en esta segunda parte a nivel anímico de lo que puede hacer fuera de ABANCA-RIAZOR. Con un resultado en contra, con unas malas sensaciones en el descanso, este tipo de momentos refuerzan a un grupo. Ojalá podamos conseguir por fin esa victoria que libere esa sensación de que no somos capaces de ganar. A ver si podemos dar continuidad y salir al partido con esa sensación de confianza en nosotros mismos y de unión para poder ponernos por delante e ir creciendo con el paso de los minutos, y no ir siempre a remolque".

El mediocentro coruñés se queda pues con los segundos 45 minutos en Santander, en los que el equipo "se sintió mucho más cómodo. No nos tiraron ningún tiro a puerta. Hay que intentar mantener las cosas en las que el equipo se siente bien y que además le dan resultado".

Preguntado por Luis César, comentó que con el técnico deportivista "estamos haciendo un trabajo muy bueno durante la semana. No es un momento fácil porque llega a un grupo que está anímicamente débil, con gente joven también que no estuvo en estas situaciones y en un club como el Dépor, con la exigencia que tiene. Está trabajando todas las facetas y espero que el trabajo dé sus frutos con el tiempo. Está intentando mejorar en muchas facetas que no estábamos haciendo bien. Creo que el grupo lo está siguiendo y está creyendo todo lo que nos está marcando. Son muchas cosas que hay que mejorar".

Con otro partido lejos de ABANCA-RIAZOR, el sábado 2 de noviembre en Fuenlabrada (16:00 horas, Movistar LaLiga 1), Álex apunta que "hemos jugado contra 2 equipos en descenso, pero el Málaga ha ganado 2 partidos seguidos y ha pegado un salto en la clasificación. Y el Racing lo puede hacer en cualquier momento. Y el Fuenlabrada que está arriba, puede caer. Para mí es un poco indiferente el rival. El hecho de haber jugado fuera y acabado con buenas sensaciones hace que no nos venga mal jugar de nuevo fuera y con un equipo que está arriba. Si sale bien va a reforzar mucho más al equipo contra un rival que está fuerte en su campo. Ojalá sea así. Prefiero jugar fuera y contra un equipo de arriba ahora mismo. Tenemos que ganar sea donde sea y de ganar, el refuerzo será mayor si el encuentro es de más dificultad".

Finalmente, rememora el bonito final del partido en El Sardinero, con una comunión entre aficionados y jugadores aplaudiéndose mutuamente: "Nos salió bastante natural. Los jugadores lo estamos pasando mal, los aficionados también. El hecho de que la gente se pegue la paliza en autobús, en coches particulares y el apoyo que sentimos en el campo, a pesar de ser colistas e ir perdiendo, la gente creyó en nosotros y empujó en todo momento. Era un signo de agradecimiento hacia ellos por el esfuerzo y por mantener la confianza en nosotros. En ese aspecto, el grupo está percibiendo que pese a los malos resultados y a la situación en la que estamos, la afición está empujando y respetando nuestro trabajo, viendo que el equipo se va a esforzar y tiene que intentar salir de esta dinámica negativa".

Del CF Fuenlabrada destaca que es un equipo "que está en el año soñado de los recién ascendidos. No tiene nada que perder. Le empiezan a salir bien las cosas. Es la situación del Granada en Primera. Empezaron muy bien y todo lo que venga a mayores pues será sin presión. Es la situación soñada por cualquier equipo, estar por encima de las expectativas iniciales. Contra eso tenemos que luchar nosotros, que es todo lo contrario. Un equipo que está por debajo de las expectativas".

Más noticias de: ÁLEX