RCD / NOTICIAS

#ANosaHistoria: Hace 30 años que el Dépor jugaba su primera semifinal de Copa

06/06/2019 15:18

Tal día como hoy hace 30 años, el 6 de junio de 1989, el Deportivo disputaba por primera vez en su historia un partido de semifinales de la Copa de España. Riazor acogía el encuentro de ida de la penúltima ronda del torneo del KO, en la que los blanquiazules habían quedado emparejados con el Real Valladolid.

El Deportivo cumplió en aquella Copa del Rey de la Temporada 1988-1989 una de las más bellas epopeyas de sus casi 113 años de vida.

Es la campaña posterior al gol de Vicente en el último minuto de la última jornada ante el Racing de Santander, que evita el descenso a Segunda B y la más que posible desaparición del Club.

Aquella temporada comienza con el aterrizaje de una nueva directiva, comandada por Augusto César Lendoiro. Y con los fichajes justos para afrontar con dignidad la Segunda División: el delantero brasileño Raudnei llega cedido por el FC Porto para suplir a Traba, retirado. Y el uruguayo Víctor de los Santos aterriza desde el Inter de Limeira en octubre, para cubrir el vacío dejado primero por el argentino Víctor Hugo Bordón -que rompe su contrato en agosto sin haber siquiera debutado- y por el portugués Alberto Bastos Lopes, que juega a prueba el partido de presentación del equipo ante el Sporting de Gijón (0-0) pero no firma.

Con anterioridad cogen la puerta Arzubialde, Silvi y Castreje, además de Ruiz y Blesa, que juegan el curso anterior a préstamo por el Zaragoza. Del Fabril se incorporan dos porteros, Julio Ares y Docobo, y un defensa, Antonio Doncel.

En agosto arranca ya la odisea copera blanquiazul. El día 30, los deportivistas visitan el campo de Espiñedo (Carballiño) para medirse al Arenteiro, que se impone por 2-1. Riazor dicta sentencia en la vuelta: 4-0, con la eliminatoria ya remontada en el minuto 30 merced a los goles de Hidalgo (min. 6) y Vicente (min. 30).

La segunda eliminatoria depara un nuevo duelo gallego, frente al Endesa As Pontes. En el campo de O Poboado, el resultado es de 1-1. En la vuelta, un doblete de Raudnei en la segunda parte da la clasificación para la tercera ronda a los pupilos de Arsenio Iglesias.

El filial de la Real Sociedad es el siguiente rival. Atocha acoge un encuentro de ida en el que parece que se acaba el camino copero del equipo coruñés. Corre el minuto 88 de encuentro y el Sanse gana por 3-0. En las postrimerías del choque, Hidalgo marca el 3-1, que hace concebir esperanzas para el choque de vuelta.

En Riazor, el 8 de diciembre de 1988 se vive uno de los encuentro más locos de la historia moderna del Club. Portela marca en propia puerta (0-1, min. 22) el tanto que supone el 1-4 en el global de la eliminatoria. Ramón, de penalti, empata pronto (1-1, min. 25) y Raudnei (2-1, min. 29) deja la prórroga a un solo gol con una hora por delante. Hidalgo equilibra el global (3-1, min. 56) pero Igoa vuelve a poner en ventaja a los donostiarras (3-2, min. 61). Raudnei se erige de nuevo en el héroe (4-2, min. 90+1) que conduce el encuentro a la prórroga, pues no se aplica la norma del valor de los goles en campo contrario.

La media hora suplementaria no es más que la amplificación de la locura. De nuevo el Sanse se pone en ventaja, por medio de Echarri, al filo del descanso (4-3, min. 104). Con el Deportivo volcado, Ramón nuevamente equilibra el resultado global (5-3, min. 116) y, cuando parece que el pase se decidirá en la tanda de penaltis, Gil (6-3, min. 120) mete al Dépor en los dieciseisavos de final.

En esa eliminatoria llega el primer rival de la misma categoría, el Sabadell. En esta ocasión, el encuentro de ida se disputa en A Coruña. Una estupenda primera mitad, con goles de Gil, Izquierdo en propia meta y Raudnei, pone las cosas muy favorables a los intereses coruñeses. Incluso con el 3-1 definitivo que firma Fradera en la segunda parte.

En la Nova Creu Alta, Fradera (min. 6) acerca a los vallesanos a la remontada. Pero pese a los esfuerzos ímprobos del equipo arlequinado el marcador no vuelve a moverse. El Deportivo se cuela en los octavos de final.

El sorteo depara un enfrentamiento frente a uno de los grandes equipos de la época, la Real Sociedad. El equipo 'txuri-urdin', de la mano de John Toshack, viene de ganar la Copa del Rey en 1987 y de ser subcampeón Primera División en 1988. En el duelo de ida, Riazor no ve goles.

En el partido de vuelta, en el regreso a Atocha solo 3 meses después de visitar al filial, el Deportivo es capaz de adelantarse en el marcador, por medio de Hidalgo (min. 71). El tanto despierta a la Real, que empata pronto con un gol de Zamora (min. 75). Sin embargo, los blanquiazules resisten el asedio y son capaces de llevar el partido a los penaltis. En el Deportivo debuta un defensa que marcará una época, el uruguayo Martín Lasarte, que ocupa la plaza de extranjero dejada libre por el inglés Donowa, que en enero abandona la disciplina coruñesa para fichar por el Willem II holandés.

La tanda arranca con gol de Goikoetxea, al que responde el especialista blanquiazul, Ramón, igualando el resultado. Entonces, aparece Jorge. El portero desvía el lanzamiento de Zamora y, acto seguido, Agulló pone el 1-2. Mújica, futuro deportivista, lanza fuera. Gil bate a Arconada para el 1-3 y Jorge finiquita la eliminatoria deteniendo el tiro de Uría. El Deportivo consuma la gesta y se planta en los cuartos de final, ronda que había alcanzado pocos años antes, en 1982 y en 1984.

El Mallorca, rival en Segunda tras descender al final del curso anterior, es el adversario. Un adversario que además, justo 3 días antes del encuentro de ida, se impone Riazor en partido de Liga (0-1). Sin embargo, la revancha deportivista no se hace esperar y los baleares se vuelven a las islas con un 4-1, fraguado en la expulsión de Rivas (min. 30) y en un postrero minuto mágico coruñés, con goles de Aspiazu (min. 87) y el portero visitante Ezaki en propia meta (min. 88).

El Deportivo se defiende con acierto en el Luis Sitjar. Solo Rivas, al cabecear un córner (min. 63) es capaz de batir a Jorge. El 1-0 resulta insuficiente para el Mallorca. El Deportivo, gracias al global de 4-2, se cuela por primera vez en su historia, el 12 de abril de 1989, en unas semifinales de la Copa del Rey.

El duelo del que hoy se cumplen 30 años no llenó Riazor, pero unos 20.000 espectadores constituyeron la mejor entrada desde el ascenso frustrado ante el Rayo Vallecano en 1983. Además, pudieron presenciar un triunfo histórico frente al Valladolid (1-0), gracias a un tanto de Raudnei en el tramo final de un brillante primer tiempo deportivista.

En "Recordos en Branco e Azul" puedes ver un álbum de fotos de aquel partido

Forma el Deportivo con Jorge; Cayetano, Antonio, Martín Lasarte, Ramón; José Ramón (Fontana, min. 80), Aspiazu; Gil, Fran, Agulló; y Raudnei. El Valladolid, dirigido por Vicente Cantatore, lo hace con Ravnić; Patri, Moreno, Gonzalo, Albesa, Lemos; Miljuš (Damián, min. 83), Minguela, Albis (Fonseca, min. 76); Janković y Alberto. Arbitra el madrileño Soriano Aladrén, auxiliado en las bandas por García-Aranda Encinar y García Mochales.

Dado el juego desplegado por unos y otros, el resultado es corto. Y a la postre, también resulta corto para estar en la gran final y, por ende, en la Recopa de Europa, puesto que el otro finalista, el Real Madrid, ya es campeón de Liga y tiene plaza en la Copa de Europa. Una semana después, se esfumó el sueño en un partido de vuelta en el Nuevo José Zorrilla marcado por las decisiones arbitrales –de nuevo con Soriano Aladrén al mando del equipo arbitral– y decidido en la prórroga.

Pese a todo, el Deportivo firmó en aquella Temporada 1988-1989 una actuación histórica, que le convierte en uno de los 26 equipos que alcanzó la penúltima ronda de la Copa de España sin militar en la máxima categoría del fútbol español. La lista completa la conforman Deportivo Logroño (de 3ª) y Betis (1931), Celta (1932), Sabadell, Levante y Osasuna (1935), Racing de Ferrol, Barakaldo y Alavés (1939), Real Sociedad (1941), Valladolid (1942), Murcia (1944), Gimnàstic de Tarragona (1947), Real Sociedad (1965), Celta (1968), Valladolid (1979), RM Castilla (1981), Rayo Vallecano (1982), Las Palmas (1984), Deportivo (1989), Betis (1994), Las Palmas (1997), Alavés (1998), Atlético de Madrid (2001), Figueres (de 2ª B, en 2002) y Mirandés (de 2ª B, en 2012). Incluso 3 de ellos, Sabadell, Racing de Ferrol y Castilla, alcanzaron la final.