RCD / NOTICIAS

#ANosaHistoria: Se cumplen 90 años del primer partido del Deportivo en el Campeonato Nacional de Liga

17/02/2019 12:00

El Deportivo iniciaba su historial liguero tal día como hoy hace 90 años, el 17 de febrero de 1929, con un partido frente al Alavés en el campo de Mendizorroza.

A comienzos de 1929, el Deportivo tiene la posibilidad de luchar por una plaza en la máxima categoría, en unas eliminatorias para determinar el equipo que se sumará a los seis campeones de Copa hasta la fecha (Athletic Club, Madrid CF, FC Barcelona, Real Unión de Irún, Arenas de Getxo y Real Sociedad –como club sucesor del Club Ciclista de San Sebastián–) y los tres que habían llegado a jugar al menos una final (Athletic de Madrid, Europa y RCD Español) para conformar los diez que competirán en la división de honor.

A las primeras de cambio se esfuma esa posibilidad. El Deportivo cae frente al Sevilla (4-1) en el Estadio Metropolitano de Madrid, en la primera ronda. El partido de aquel 17 de enero de 1929 obviamente es considerado oficial y, aunque clasificatorio para la liga, es englobado en el apartado de Promociones.

Por ello, para encontrar el primer partido liguero blanquiazul como tal hay que viajar hasta justo un mes después, cuando comienza la primera temporada de la historia de la Segunda División, una semana más tarde del arranque de la máxima categoría.

El equipo coruñés, dirigido por el exboxeador Andrés Balsa, llega diezmado. Ramón González se autodescarta al no encontrarse en un buen momento de forma. Tampoco se desplaza Luis Otero, con unos problemas físicos que hacen correr ríos de tinta en la prensa herculina.

La Voz de Galicia publica, a dos días del partido, una nota aclaratoria al respecto, firmada por el propio Otero. "Acudí a consultarme con el doctor Don José Barbeito, y después de un reconocimiento minucioso, me aconsejó un plan de curas y me ofreció un certificado que no creí necesario. En su lugar me dio una nota rubricada que dice: 'El jugador del RC Deportivo, Luis Otero, necesita someterse a tratamiento médico para reponer su salud, en cuyo tiempo (mes y medio) no debe practicar el fútbol'. Esta nota se la entregué al entrenador señor Balsa, y solicité el permiso, que me ha sido concedido, sin sueldo".

Sin Otero y Ramón, y también sin Rey, el equipo se desplaza en el tren correo del viernes 15.

- Foto obsequio del hotel en el que se alojó la expedición deportivista en Vitoria para la disputa del partido: De pie, de izquierda a derecha: Isidro, Pepe Torres, Ramón de Llano (directivo), Esparza, Pérez, Lameiro y Cuesta. Sentados: Antoñito, Guerra, Fariña, Alfredín, Perdomo y Balsa (entrenador) -

Las ausencias blanquiazules y el día desapacible y lluvioso provocan una escasa afluencia al campo de Mendizorroza, donde espera el Alavés, tercer clasificado, por detrás de Athletic y Arenas, del Campeonato de Euskadi disputado a finales de 1928. En sus filas destaca el dúo defensivo formado por Ciriaco y Quincoces, que poco tiempo después será el del Real Madrid y de la selección española durante un lustro, y Luis Urquiri, que acabará sentándose en el banquillo deportivista en la Temporada 1947-1948.

El Deportivo forma con: Isidro; Antoñito, Guerra; Esparza, Lameiro, Fariña; Pepe Torres, Cuesta, Perdomo, Alfredín y Pérez. El Alavés lo hace con: Beristain; Ciriaco, Quincoces; Urquiri, Antero, Sanmartín; Modesto, Crespo, Olivares, Albéniz e Ibarrarán. Dirige la contienda el colegiado catalán Agustín Vilalta Bars.

No puede comenzar peor el encuentro para los intereses coruñeses. Olivares adelanta a los vitorianos a los 3 minutos. El delantero centro babazorro amplía la ventaja local antes del descanso. Al poco tiempo de comenzar la segunda mitad, en el minuto 52, es Albéniz quien coloca el 3-0, a la salida de un córner lanzado por Modesto.

Entonces, el cielo descarga con más fuerza todavía. Si el terreno de juego ya era impracticable, ahora se convierte en poco menos que una laguna.

A los 59 minutos, el Dépor acorta distancias. Esparza tiene el honor de anotar el primer gol coruñés en el Campeonato Nacional de Liga. Con el resultado de 3-1 a favor del Alavés finaliza el encuentro, en el que destaca la actuación de un Isidro que evita varios goles cantados y Fariña, que en la segunda parte frena con acierto el ala derecha del ataque vitoriano.

La primera campaña finaliza cuatro meses después con sabor agridulce. El Deportivo logra evitar el descenso a Tercera en la última jornada. Con el Racing de Madrid ya descendido, los pupilos de Andrés Balsa necesitan hacer en el Parque de Riazor ante el Sporting de Gijón como mínimo lo mismo que el Celta en su visita al Betis para conservar la categoría. El Deportivo vence por 1-0, con lo que el equipo que se va a la categoría de bronce es el vigués, que cae en Sevilla (3-1).

El Deportivo acumula 2.908 partidos de Liga, incluídos aquel debut en Vitoria, el anterior de las eliminatorias por la décima plaza en Primera y el disputado ayer ante el Gimnàstic de Tarragona, que se dividen en 1.568 en Primera División, 1.228 en Segunda, 38 en Segunda B, 38 en Tercera y 36 en Promociones.