RCD / NOTICIAS

Bóveda asegura que el Dépor "ni es un alma en pena ni está muerto"

19/02/2018 18:49

Eneko Bóveda compareció en la sala de prensa de Abegondo ante los medios de comunicación. "Estamos en un momento en el que cada vez hay menos equipos peleando en esa zona de abajo y más nos vale sacar puntos cuanto antes", apunta.

El zaguero deportivista, a nivel particular, confesó estar "muy animado porque me siento partícipe, responsable y entre manos tengo algo difícil de conseguir. Lo tengo que dar todo y sacarlo adelante".

Eso sí, reconoció que "las semanas se hacen duras porque todo lo que rodea al equipo te empuja un poco hacia abajo, sobre todo los resultados, la tabla clasificatoria".

A los aficionados, Bóveda les diría que "aunque cueste, si uno quiere ayudar al equipo, si uno confía en que somos unos profesionales que queremos sacar esto igual que todos, la mejor manera de hacerlo es intentar arropar, tener esas palabras medianamente agradables y empujar. Al fin y al cabo, todavía queda tiempo y lo que pase a final de temporada si es malo nos va a afectar a todos, y si es bueno también lo celebraremos todos. Que la gente sienta que está en nuestro mismo barco porque la gente que estamos dentro también sufrimos y vivimos esto".

En esta línea, asegura que conoce "este vestuario. Sé lo que la gente está sufriendo. Sé también que si sacamos al Deportivo adelante, vamos a festejarlo todos y todos por igual vamos a sentir ese alivio y esa alegría. Cada uno desde su casa puede poner su granito de arena. Lógicamente nosotros más que un granito tenemos que poner cien mil porque somos los que salimos al campo. Pero toda ayuda es buena y no hay más que ver la sintonía que tuvo el Alavés con su afición en los momentos más duros, y cómo eso les ha servido también para mantener la cabeza arriba y seguir luchando".

Preguntado por Clarence Seedorf, el futbolista vasco sostiene que "el míster, igual que yo, lleva pocas semanas aquí. Sus fuerzas se mantienen intactas. Él viene con una ilusión, con un reto muy difícil pero nuevo, con esa energía que trae desde fuera. Yo en ese sentido me siento muy identificado con esa energía, con esas ganas de sacar una cosa en la que te acabas de embarcar. A tope con él".

Cree que el Deportivo "es un equipo normal que tiene reacciones que tienen los equipos sumergidos abajo, con una serie de malos resultados, con una serie de cosas que no acaban de salir. Tiene reacciones humanas normales. Lo que hay que hacer es trabajar más para imponerse a ese hundimiento, a ese bajonazo que te puede entrar cuando las cosas las ves difíciles. En ello estamos. El entrenador es muy exigente con nosotros en ese sentido, en el sentido psicológico, en el mantener la cabeza arriba. Evidentemente no estamos orgullosos de esa reacción que tuvimos al gol del Alavés".

Advierte que el equipo blanquiazul, a pesar de su mala racha de resultados, "ni vaga, ni es un alma en pena, ni está muerto, ni a punto de morir. Está abajo, no salen los resultados. Se puede hacer análisis solo de los últimos 30 minutos, se puede hacer un análisis de los primeros 45, o se puede hacer un análisis más general en donde hay luces y sombras. El hecho de que en la primera parte se vean cosas que el entrenador trabaja en tan poco tiempo es positivo. El hecho de que no tuviera reacción al gol de ellos, es negativo. Se trata de trabajar y darle la vuelta a esta segunda situación".

Más noticias de: BÓVEDA