RCD / NOTICIAS

El Dépor arranca a todo gas (3-2)

18/08/2019 20:50

El Deportivo comenzó la campaña liguera 2019-2020 con una sufrida victoria sobre el Real Oviedo en un partido en el que dejó escapar una ventaja de dos goles bien avanzada la segunda mitad pero que acabó ganando gracias a un precioso tanto de Christian Santos al filo del tiempo reglamentario.

En su primer partido oficial al mando del Dépor, Juan Antonio Anquela presentó el once esperado por lo visto durante la pretemporada. Los últimos refuerzos, los recién aterrizados Peru Nolaskoain y Samuele Longo, tuvieron que esperar su oportunidad en el banquillo.

Antes del minuto 7, ambos equipos ya se habían acercado con peligro al área rival, aunque sin llegar a disparar a puerta.

Primero lo hizo el Dépor, tras una veloz triangulación entre Lampropoulos, Borja Galán y Gaku, que acabó con el balón a pies de Borja Valle en el extremo izquierdo, con mucho espacio por delante. El servicio raso al corazón del área no encontró rematador, ni tampoco el rechace en corto de la zaga asturiana.

Después llegó el turno para el Oviedo, que llegó por la izquierda por medio de Lolo González, cuyo centro al área pequeña lo desvió a córner con su pecho Diego Caballo.

La primera ocasión clara llegó en el minuto 17, en botas de Mamadou Koné. El marfileño ganó la espalda de Carlos Hernández en el extremo izquierdo a un pase en profundidad de Diego Caballo. Cuando se introducía en el área fue claramente agarrado por detrás por el defensa carbayón, pero finalizó la jugada con un disparo, que se fue alto, con lo cual el colegiado no señaló penalti.

Fue el preludio del primer gol de la Temporada 2019-2020, histórico al ser la primera intervención del VAR en ABANCA-RIAZOR. Borja Valle recortó hacia dentro desde la zona izquierda del ataque blanquiazul y disparó con virulencia. El balón hizo un extraño, lo que hizo que Alfonso Herrero solo pudiese meter las manos sin fuerza. El balón quedó botando en el área, con el portero en el suelo, lo que aprovechó Mamadou Koné para imponer su velocidad, llegar antes que nadie y mandar el cuero al fondo de las mallas.

Ocón Arráiz anuló el tanto en primera instancia, pero Sagués Oscoz, desde el VAR, corrigió acertadamente su decisión, por lo que el tanto finalmente subió al marcador.

El Oviedo se sacudió el dominio deportivista para en el minuto 25 generar varios saques de esquina seguidos. En uno de ellos, Mossa soltó un zambombazo cruzado que acabó de nuevo en córner por escasos centímetros. Tras golpear en Diego Caballo, el balón se perdió por la línea de fondo pegado al palo izquierdo de la portería coruñesa.

Los blanquiazules no volvieron a disparar a puerta hasta el minuto 34. Tras una larga posesión deportivista, Aketxe intentó sorprender desde el borde del área. Con su pierna menos buena sacó un disparo sin excesiva fuerza que Alfonso Herrero frenó sin problemas.

En el tramo final del primer periodo, el Dépor recuperó el control que había perdido en los minutos posteriores al tanto de Koné. De este modo, se llegó al intermedio con ese gol campeando en el marcador.

La segunda mitad comenzó de nuevo con el Oviedo más dominador. Fruto de ello, en el minuto 49 disfrutó de su primera oportunidad realmente clara. Saúl Berjón se coló completamente solo por el extremo izquierdo, antes de servir en bandeja el balón a Ortuño para su llegada al punto de penalti. El delantero visitante remató con potencia pero se topó con la mano de Dani Giménez. El rechace le cayó al propio Ortuño, que cedió atrás para Sangalli, cuyo disparo cruzado se coló entre las piernas de Lampropoulos en su intento de despeje, concediendo un nuevo córner.

Sin embargo, el Dépor abrió brecha en su primer acercamiento tras la reanudación. Fue por medio de Ager Aketxe, que culminó con un preciso zapatazo por bajo desde fuera del área una fenomenal combinación por la derecha del ataque coruñés, con una rapidísima triangulación entre Bóveda, Borja Galán, Koné y Álex Bergantiños.

El Oviedo respondió de inmediato con dos disparos lejanos, el primero de Lolo González, atrapado sin apuros por Dani Giménez, y el segundo de Ortuño, desviado a la izquierda del portal blanquiazul.

Recién superada la hora de juego, el Deportivo volvió a combinar con tanta velocidad como precisión. Esta acción, sin embargo, la finalizó Diego Caballo, tras recibir de Borja Valle, con un derechazo que se fue por encima del travesaño.

El Oviedo se encontró con un gol que le metió de nuevo en el partido, en una falta lateral botada por Saúl Berjón en la que el sol hizo buena parte del trabajo a los futbolistas ovetenses. Lolo González desvió ligeramente el balón de espuela antes de que Somma, en su intento de despeje, lo desviase lo justo para engañar a Dani Giménez.

Acto seguido, Saúl Berjón sacó astillas del travesaño con un potente derechazo desde unos 25 metros. La pelota buscaba el vértice más cercano de la portería de Dani Giménez.

Y a poco menos de un cuarto de hora para el final, el equipo asturiano empató gracias a un certero testarazo de Samuel Obeng.

Sangalli estuvo a punto de adelantar al Oviedo en una acción similar a la que en la primera parte protagonizó Mossa. Un córner botado muy largo que el extremo derecho empalmó de volea, muy cerca del palo derecho del marco herculino.

Con anterioridad ya había ingresado en el terreno de juego el recién llegado Samuele Longo. Anquela metió toda la dinamita que tenía en el banquillo, dando entrada igualmente, pocos minutos después, a Christian Santos.

Y fue precisamente el venezolano quien decantó la balanza definitivamente para el Dépor, en una acción maravillosa, plena de habilidad y definición. Corría el minuto 88 cuando Lampropoulos buscó un balón largo para el desmarque de Christian Santos, que se anticipó a Carlos Hernández con la punta de la bota, con un suave toque con el que además sacó de la jugada al defensa al pasarle el balón sobre su cabeza. Nada más caer al suelo, el internacional 'vinotinto' empalmó un durísimo zurdazo pegado al palo izquierdo del marco visitante, imposible para Alfonso Herrero.

El equipo visitante no se rindió, tratando de buscar un nuevo gol en el tiempo añadido. Pese a que una brecha que hizo sangrar a Diego Caballo en un choque con Sangalli alargó el tiempo añadido en 4 minutos más de los previstos, el resultado no se movió, permitiendo al Dépor sumar los 3 primeros puntos en juego de la Temporada 2019-2020 en LaLiga SmartBank.

RC Deportivo: Dani Giménez, Bóveda, Lampropoulos, Somma, Diego Caballo, Álex Bergantiños, Gaku, Borja Galán, Aketxe (Peru Nolaskoain, min. 90+2), Borja Valle (Longo, min. 79) y Koné (Christian Santos, min. 84).

Real Oviedo: Alfonso Herrero, Johannesson, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa, Edu Cortina (Obeng, min. 67), Lolo González, Tejera (Ibrahima Baldé, min. 90+2), Sangalli, Ortuño (Riki, min. 86) y Saúl Berjón.

Goles: 1-0 Koné (min. 20); 2-0 Aketxe (min. 56); 2-1 Somma, en propia meta (min. 69); 2-2 Obeng (min. 78); 3-2 Christian Santos (min. 88).

Árbitro: Ocón Arráiz (c. riojano). Tarjeta amarilla a Carlos Hernández (min. 38), Mossa (min. 61) y Tejera (min. 70).

Incidencias: partido de la 1ª jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio ABANCA-RIAZOR ante 20.534 espectadores.