RCD / NOTICIAS

El RC Deportivo homenajea a una de sus grandes leyendas vivas: Dagoberto Moll #LendasBranquiazuis

  El RC Deportivo ha homenajeado hoy, en el descanso del Deportivo-Barcelona a una de sus grandes leyendas vivas: Dagoberto Moll, jugador deportivista durante gran parte de los años 50 del siglo pasado, entrenador durante un breve espacio de tiempo en 1967 y un coruñés más desde su llegada a la ciudad, hace 66 años.  

20/04/2016 22:24

Dagoberto Moll Sequeira nace el 22 de julio de 1927 en Montevideo (Uruguay) y aterriza en A Coruña durante el verano de 1949, de la mano del entrenador argentino Alejandro Scopelli, después de destacar con la selección de su país en la Copa América de aquel año. Aunque empieza el torneo continental como suplente, lo finaliza como titular y anotando dos goles. Firma con el Deportivo por cinco temporadas.

Moll es un ‘10’ que sobresale desde el primer momento en que se ciñe la elástica blanquiazul. Un jugador portentoso físicamente, de gran trabajo durante los 90 minutos y amplio radio de acción, a la par que poseedor de un nivel que técnico que le hace capaz de regalar goles hechos a sus compañeros y de ver puerta con cierta facilidad. El interior izquierdo uruguayo milita durante seis temporadas en el Deportivo, con el que disputa 158 partidos (121 en Primera, 24 en Segunda, 9 de Promoción y 4 de Copa) para un total de 38 goles (33 en Primera, 2 en Segunda y 3 en Promoción).
 
En su primera temporada es el faro de la delantera que conduce al Deportivo a su primer gran éxito, el subcampeonato de Primera División en 1950. Un equipo que menos de dos años antes milita en Segunda División, alcanza la última jornada liguera con opciones de conquistar la corona del fútbol español. Aquel día, el Deportivo es campeón durante cinco minutos, los que median entre el gol que adelanta al Valencia ante el Atlético de Madrid, obra de Igoa (min. 5) y el tanto con el que Ben Barek iguala para el conjunto colchonero (min. 9), mientras los coruñeses ya vencen en San Mamés con una diana de Rafael Franco (min. 2). Moll juega todos los minutos de aquella histórica temporada, formando una delantera inolvidable: Marquínez, Dieste o Juanete, Rafael Franco, Moll y Tino.
 
La segunda campaña de Moll en A Coruña también será recordada eternamente. En este caso no por los resultados, pero sí por la calidad de una delantera que mete cuatro o más goles en la mitad de sus partidos como local, incluido un 5-0 al Real Madrid y la mayor goleada jamás lograda por el Deportivo en un partido oficial: 10-1 al Lleida. Son Corcuera, Oswaldo, Rafael Franco, Moll y Tino. La ‘Orquesta Canaro’, como los bautiza el periodista Manuel Ponte Patiño, en honor a la popular banda musical. ¿Por qué? Porque aquellos jugadores no desafinan nunca.
 
Aquel curso, sin embargo, el Deportivo no es quien de lograr la permanencia matemática hasta la última jornada. Al igual que en el siguiente, el 1951-1952. En la Temporada 1952-1953, Moll es uno de los pocos deportivistas que tiene el privilegio de ser entrenado por Helenio Herrera. De la mano del ‘Mago’, el Deportivo logra la salvación tras una memorable victoria en Balaídos (1-3), en el último partido de la liguilla de promoción.
 
El siguiente curso es más plácido. El Dépor se mueve en mitad de la tabla durante todo el ejercicio y vive unas jornadas finales tranquilas. Hasta que en marzo se confirma que Moll es traspasado al Barcelona por 250.000 pesetas, cifra récord para el club coruñés. Moll simula que es retenido por el Deportivo para que el Club pueda cobrar un dinero por su traspaso, cuando realmente quedaba libre al finalizar contrato. Junto al uruguayo pone rumbo a la Ciudad Condal el joven Luis Suárez, por 50.000 pesetas más. 
 
Moll juega dos temporadas en Can Barça (una de ellas en el filial, el España Industrial), otra entre el Condal (con el que juega la Liga) y el Espanyol (con el que disputa la Copa, en la que llega a la final, que pierde ante el Barcelona) y una más en el Celta de Vigo.
 
Regresa a Riazor en 1958, para ayudar al Deportivo a volver a una Primera División de la que se cae el año anterior después de casi una década consecutiva en la élite. No lo consigue y vuelve a emigrar, para militar una campaña en el Elche y dos en el Albacete donde, a los 34 años, da sus primeros pasos como entrenador.
 
Compostela, Atlético Baleares, Hospitalet y Girona cuentan con su sabiduría para dirigir a sus primeros planteles. En el tramo final de la Temporada 1966-1967, Moll recibe la llamada del Deportivo para hacerse cargo del equipo, tras la destitución de Enrique Orizaola. Los blanquiazules son colistas de Primera a once jornadas del final. Las tres victorias que logra el equipo con el uruguayo en el banquillo no son suficientes y se consuma el descenso. En la Copa, el Deportivo elimina al Lleida, antes de dar la campanada ante el Real Madrid: 3-2 en Riazor, en el choque de ida de los octavos de final. En el Bernabéu, el Dépor resiste hasta que Zoco logra el 3-1 definitivo en el minuto 81. Moll se sienta en el banquillo deportivista en 16 partidos, 11 en Primera y 5 en Copa.
 
Su carrera en los banquillos continúa en la Gimnástica de Torrelavega, antes de un paso por México (Atlante en dos épocas y Atlético Español), Tenerife y Levante. Moll regresa a tierras aztecas para dirigir de nuevo al Atlético Español en dos épocas y, entre medias, otra vez al Atlante, para finalizar su periplo centroamericano en el Tampico, en 1981. En la campaña 1985-1986 dirige de nuevo al Compostela. Es la última vez que se sienta en un banquillo.
 
Sin embargo, la relación de Moll con el Deportivo y A Coruña va mucho más allá. Casado con una coruñesa y afincado en nuestra ciudad, su hijo mayor, también llamado Dagoberto, fue portero del equipo deportivista de hockey sobre patines entre 1975 y 1979, y uno de sus nietos, Pablo Cancela, formado en Santa María del Mar, Dominicos y Liceo, es internacional absoluto con España en ese mismo deporte y actual campeón de Italia con el Forte dei Marmi. Todavía hoy, a sus casi 90 años, es posible verlo en el gimnasio de La Solana haciendo pesas o trotando sobre la cinta.