RCD / NOTICIAS

El vestuario deportivista, "decepcionado" y "fastidiado", se centra ya en pasar página

27/01/2018 16:27

Eneko Bóveda, debutante hoy en el Deportivo, y Adrián López, de nuevo goleador, comparecieron en la zona mixta del Estadio ABANCA-RIAZOR.

El defensor bilbaíno apuntó que el partido "dadas las circunstancias era difícil. Todos estamos decepcionados por lo cerca que lo hemos tenido". "Hay que mirarlo con cierta distancia por las cosas que hemos hecho bien y que tienen mérito", reflexiona.

Bóveda opina que "lógicamente la gente se queda tocada después de las decepciones del fútbol pero todos los jugadores que estamos ahí hemos vivido situaciones difíciles en el fútbol cuando las cosas no salen. Sabemos que mientras que haya temporada, hay equipo para cambiar, para que tengamos la suerte a favor, para todo".

Pide "despejar mañana (domingo) la cabeza y sobre todo entrenar bien", indicó.

Explica el repliegue del Dépor a partir de la expulsión sufrida en la primera mitad: "Estamos con uno menos. Si tú das un paso hacia adelante probablemente dejes espacios por detrás. Presionar arriba con inferioridad numérica, aunque sea vistoso, normalmente no suele ser lo más acertado, lo más práctico. El equipo no ha sufrido en exceso por mucho que estuviéramos cerca de nuestra área. No por estar más cerca estás sufriendo. Hemos estado medianamente sólidos y sí que es verdad que un jugador arma el pie rápido y mete dos chicharros".

Por su parte, Adrián López comentó que "estamos fastidiados porque eran 3 puntos muy importantes que los teníamos ahí, muy cerca. Hemos hecho un gran trabajo en 80 minutos del partido hasta que ellos meten el 2-1. Hemos hecho un gran esfuerzo con uno menos. No pasamos demasiados apuros. Teníamos el partido bastante controlado y es una pena que se nos escapen dos puntos importantes contra un rival directo. Nos ha dejado fastidiados".

El empate, según el delantero asturiano, "nos sabe mal por cómo se ha dado el partido y que haya sido en la parte final donde se nos ha escapado".

Recuerda que "cuando estás en una situación difícil como la que estamos pasando ahora parece que todo te sale mal. Es verdad que con el 2-1 nos venimos un poco abajo. El Levante es normal que se vaya para arriba. Empezamos a sufrir, llegó el empate, y aún así intentamos meterles un poco de miedo e incluso lo pudimos hacer. Pero había que tener cuidado porque ellos nos seguían haciendo peligro. El esfuerzo se nota en esos últimos minutos, cuando llevas tanto tiempo con uno menos".

Adrián insiste en que "ahora mismo estamos fastidiados porque eran 3 puntos muy importantes que creíamos que iban a ser nuestros. El viernes hay otro partido, hay que recuperarse, hay que preparar bien el partido durante la semana e ir allí a ganar".

Más noticias de: BÓVEDA, ADRIÁN