RCDeportivo RCDeportivo RCDeportivo
Skip to main content
ES
#ANOSAFORZA

El deportivismo sitúa la afluencia a ABANCA-RIAZOR esta temporada entre las mejores de su historia

El deportivismo está respondiendo esta temporada, la cuarta consecutiva en el tercer escalón del fútbol español, con una de las mejores medias de asistencia a ABANCA-RIAZOR desde que existen registros oficiales a través de los tornos de acceso, en 2005.

La afición blanquiazul comenzó el curso elevando la cifra de abonados a una de las mayores de su historia (28.346), cantidad solo superada en los cursos 2000-01, 2001-02, 2002-03 y 2003-04, todos en Primera División y en Liga de Campeones. Pero también está dando la talla en cuanto a afluencia a ABANCA-RIAZOR, que siempre se mueve en varios miles por debajo del número de socios.

El presente curso en ABANCA-RIAZOR la asistencia superó los 20.000 aficionados en 7 de los 11 partidos: RC Celta Fortuna (25.672), CD Teruel (22.161), UE Cornellà (22.130), SD Ponferradina (21.310), CF Fuenlabrada (21.290), CF Rayo Majadahonda (20.649) y Gimnàstic de Tarragona (20.063). Los otros 4 encuentros fueron: Real Sociedad B (19.715), SD Logroñés (18.557), Sestao River Club (17.950) y CA Osasuna Promesas (16.637).

Estas cifras sitúan la afluencia media a ABANCA-RIAZOR en el campeonato liguero por encima de los 20.000 espectadores por primera vez desde el último curso en Primera: 20.558 aficionados por encuentro.

En un primer vistazo a las cifras llaman poderosamente la atención tres cosas: es una cantidad similar a la de la última temporada en Primera División, es un número que supera al conseguido en la campaña del último ascenso a la máxima categoría y supera con creces el promedio de asistencia de las 6 temporadas en Primera entre 2005 y 2011.

El primero de los puntos es la cifra de la última campaña en Primera, la 2017-18, en la que se alcanzó los 20.647 espectadores por partido, unas pocas decenas más que en el presente ejercicio.

El segundo de los puntos es la comparación con la temporada del último ascenso a Primera División. En el curso 2013-14 la afluencia media no llegó a los 20.000 aficionados: 19.637.

Por último, las 6 últimas de las 20 campañas consecutivas en Primera División quedan a años luz del promedio del presente ejercicio. La asistencia media a ABANCA-RIAZOR no superó los 18.500 espectadores en ninguna de ellas e incluso en 4 no llegó a los 16.000 aficionados. En la 2005-06 la media fue de 17.303 espectadores; en la 2006-07 se quedó en 15.944; en la 2007-08 descendió a 15.777; en la 2008-09 bajó a 15.711; en la 2009-10 cayó hasta los 15.470; y en la 2010-11 subió hasta los 18.435, gracias sobre todo a los últimos partidos en los que cada socio podía invitar a tres acompañantes por solo 5 euros cada uno.  

El récord de asistencia media lo tiene la temporada 2012-13, la de la salvación en la última jornada en el Camp Nou, con 23.864 aficionados. Le siguen la campaña 2015-16, segunda consecutiva en la máxima categoría, con 23.797; la 2016-17, tercera seguida en Primera, con 22.651; y la 2014-15, primera tras el segundo ascenso, con 21.254. A continuación ya se encuentran la última temporada en la división de honor y el curso actual.

A título comparativo, las cifras durante las últimas temporadas también distaron mucho de las actuales.

En el curso 2018-19, el del frustrado ascenso en Mallorca, el promedio se fue hasta los 17.656 aficionados. En esta campaña hay que tener en cuenta los cierres parciales que sufrió el estadio debido a las obras de reforma de la cubierta de ABANCA-RIAZOR. La temporada siguiente, la del descenso a Segunda B, la media de afluencia se quedó en 17.476 espectadores en los 15 partidos con público antes del estallido de la pandemia mundial de COVID-19.

La temporada 2020-21 se desarrolló en su totalidad a puerta cerrada o con aforo limitado. En el caso del curso siguiente, el 2021-22, cayó a la cifra más baja desde que hay registros: 14.404 aficionados por encuentro en los 17 partidos con el estadio abierto en su totalidad. La pasada campaña, la asistencia media subió hasta los 19.532 aficionados por partido. Por último, hay que destacar que no existen registros de la temporada 2011-12, la que vio al Deportivo por primera vez en Segunda División después de dos décadas consecutivas en la élite.