RCD / NOTICIAS

Álex Bergantiños: "Ahora mismo hay que ser fuertes y tener la personalidad suficiente para revertir la situación"

28/11/2019 20:45

El capitán Álex Bergantiños fue el protagonista esta mañana en la sala de prensa de ABANCA-RIAZOR.

El mediocentro coruñés asegura que los jugadores blanquiazules encaran la visita de este domingo 1 de diciembre (18:00 horas, Movistar LaLiga) al CD Lugo "motivados. El pasado sábado (ante el Alcorcón en ABANCA-RIAZOR) el equipo estuvo con confianza en el campo. A ver si conseguimos que sea una base para a partir de ahí ir mejorando y subiendo puestos en la clasificación, que es el objetivo que tenemos".

Recuerda que al CD Lugo "incluso en mi época del Fabril nunca conseguimos ganarles. Es un rival que históricamente se nos da mal, pero las estadísticas están para romperlas. También una serie de partidos sin ganar como se está dando ahora gran parte de los que estamos aquí nunca la vivimos. Son cosas que pasan en el fútbol. El domingo lo que importa es lo que suceda en el campo y la estadística pasada o futura no va a tener ningún tipo de incidencia".

Insiste el futbolista blanquiazul que "ahora mismo lo que necesitamos es ganar y coger la confianza de que no somos tan malos para hacer la temporada que estamos haciendo. Es un momento muy duro para todos. En un equipo que siempre tiene otras aspiraciones verse como nos estamos viendo ahora quizás sea más difícil de levantar que en otro tipo de Club. Ahora mismo hay que ser fuertes y tener la personalidad suficiente para revertir la situación. Eso pasa por mostrar el camino que hicimos el otro día. En un partido complicado, veníamos con dudas, el equipo tuvo personalidad y se sintió seguro de lo que estaba haciendo en el campo. Luego puedes estar más o menos acertado a la hora de definir, pero yo creo que tiene que ser el punto de partida. Cortar la sangría de goles que teníamos en contra. El Alcorcón no llegó a sacar ni un córner. El tema es mantener eso. Si conseguimos mantener eso y rentabilizarlo, empezaremos a crecer como equipo y vendrá esa victoria que cambie la dinámica en la que estamos metidos".

Insiste en que el año es "difícil para todos. Estás en un club con una expectativa que es muy elevada. El año pasado quedamos a un gol de ascender a Primera División. Al final todo el mundo que viene aquí, todos los jugadores, todos los aficionados se piensan que va a ser un año de intentarlo otra vez, de si estuvo tan cerca este año sí va a ser. Te ves en la jornada 17 colista, es un momento impactante y difícil de gestionar porque todos los jugadores que vienen aquí vienen con una expectativa de brillar, de hacer un año importante en un club como es el Deportivo, con un escenario y con una afición como es esta. Cuando ves que los partidos te van superando, que vas perdiendo partidos, que te metes abajo y no estás cumpliendo las expectativas, se hace doblemente duro salir. Quizás en un equipo como este es más difícil dar la vuelta a una situación en la que nos hemos metido que otro tipo de club. Contra esto es contra lo que estamos luchando e intentando mejorar día a día y que la gente intente abstraerse lo máximo posible de la trayectoria que llevamos hasta ahora y centrarnos en el trabajo, en lo que estamos mejorando. Y poner el foco en eso".

Precisamente del encuentro ante el conjunto madrileño, Álex se queda con "el equilibrio entre la frustración de una semana más sin ganar y satisfacción porque creo que el equipo por primera vez o de las pocas veces en esta temporada se sintió convencido de lo que estaba haciendo y seguro; con esa sensación de seguridad, de que no éramos frágiles. Es lo que individualmente sentí y gran parte del equipo y los compañeros. Es algo que no habían vivido esta temporada: sentir que estábamos bien coordinados a la hora de ejercer, de jugar, de apretar, de que no éramos un equipo frágil".

Preguntado por la situación del equipo, a 5 puntos de la salvación después de varios meses sin ganar, explica que "todos los partidos son muy complicados, todos los equipos suman poco. Las cuentas son las de siempre. Miramos las últimas temporadas y el ascenso directo son 75 puntos, el playoff va a andar en sesenta y algo, y la salvación entre 48 y 50. No creo que vaya a cambiar. Lo que tenemos que hacer es ir saliendo poco a poco. Si miramos a esas cuentas, tenemos mucho camino por recorrer por el lastre que llevamos hasta ahora. Y la única manera es empezar a ganar partidos y sumar. Lo que buscamos es ese punto de inflexión con una victoria, que nos haga tener esa confianza y en esta competición todos los años tenemos millones de ejemplos de equipos que enlazan victorias consecutivas, tiempos sin ganar, tiempo sin perder. Te da muchísimas oportunidades porque no hay ningún equipo que sea tan superior para distanciarse ni para hacer más puntos de lo normal; o por abajo equipos tan malos que no lleguen a esas puntuaciones".

Del CD Lugo, Álex indica que "es un ejemplo de optimizar sus recursos, siempre con jugadores fiables que conocen muy bien la categoría; y con pequeños retoques que van haciendo cada año en función de los jugadores que se les van o que tienen que soltar. Van haciendo una plantilla competitiva para Segunda. Y ahí están. Es un equipo que tiene buen trato de balón con los jugadores que tiene en mediocampo. Siempre hace que se pueda defender con el balón y encajar poco; y después aprovechar los recursos que tiene arriba. En esta competición, cualquier balón parado, cualquier situación aislada hace que el partido se te pueda poner de cara, que es lo que pretendemos que caiga de nuestro lado".

Sobre el ambiente que rodea al equipo, el capitán blanquiazul reitera que "dentro (del vestuario) lo que respiramos es fútbol y la mala situación que tenemos futbolística. Hace que todo lo demás no llegue. Bastante estamos afectados por lo que estamos haciendo deportivamente como para que el grupo esté pensando en otras situaciones. Luego como coruñés y deportivista es un momento difícil por todo. Si fuéramos en puestos de ascenso directo o estuviéramos en Primera, seguramente todo el entorno estaría mucho más contento y no habría tantos comentarios de otras situaciones, tanto económicas, de gestión, de nombres... Al final es parte de este negocio del fútbol. Es lógico que cuando las cosas van mal se hablen de cambios o de otras circunstancias; y hay que asumirlo. Cada uno en su parcela intentando ser lo más honesto posible siempre con lo más importante que es el Club y la ciudad; y a partir de ahí, nosotros como jugadores no podemos entrar en nada más".

Más noticias de: ÁLEX