RCD / NOTICIAS

"Pienso en ayudar al equipo de la manera que sea", dice Borja Valle acerca de su nueva posición

03/07/2020 18:45

Uno de los capitanes, Borja Valle, se pasó esta mañana por la sala de prensa del RC Deportivo.

El polivalente futbolista berciano opina que su posición en el terreno de juego, de mediocentro, "es una situación un poco atípica. A nosotros en el vestuario no nos sorprende tanto porque desde que llegó Fernando (Vázquez) he entrenado siempre ahí. Es cierto que he pasado partidos sin jugar y no se me ha visto. Es una situación diferente, en la que me encuentro a gusto, estoy contento. Principalmente pienso en ayudar al equipo de la manera que sea. Durante estos 4 años me ha tocado jugar de lateral, extremo, mediapunta, delantero. Ahora me toca de mediocentro. Mi único pensamiento siempre ha sido el de intentar representar este escudo lo mejor posible, intentar dar la talla, sea en la posición que sea. Si me toca mediocentro, intentar ayudar al equipo, intentar conseguir lo antes posible el objetivo".

Confiesa haber sentido "sensaciones encontradas" durante el tiempo que no jugó: "Antes de la cuarentena de rabia, impotencia, de no entender, de no querer aceptar incluso, de cometer errores a nivel personal pensando negativamente cada día, cada fin de semana. Después de la cuarentena mi cabeza ha cambiado, mi vida ha cambiado, mi forma de pensar las cosas han cambiado. Ha sido una situación complicada. Es mi vida, es mi trabajo, es de lo que vivo, por lo que he luchado toda una vida. Pero al final el fútbol tiene una recompensa y es estar donde estoy, darle valor a todo lo que tengo, a todo lo que me rodea. Ha sido una situación un poco díficil pero todo pasa".

Preguntado por su renovación, subraya que su primera respuesta sería "de alegría. Llevo 4 años en este Club. Todo el mundo sabe lo que he vivido hasta el día de hoy. Han sido años complicados pero años de aprendizaje, de mejora y de vivir experiencias que no había vivido. Dentro de una alegría hay mil situaciones, mil conversaciones. Imagino que habría que hablar las cosas muy bien y decidir qué es lo mejor para ambos. Yo nunca he sido una persona egoísta pero esto es un trabajo e imagino que habrá que tomar la mejor decisión para todos. Una situación en la que no juegas, que estás mucho tiempo sin participar, imagino que no será muy beneficiosa para nadie. Habría que hablar las cosas y buscar lo mejor para ambos".

En esta línea, imagina que hay opciones de poder renovar: "El Deportivo tendrá que planificar su plantilla del año que viene. Tendrá mil historias y mil jugadores en los que pensar. Es lógico que a estas alturas no se sepa nada. Nosotros tenemos que actuar de la misma forma que hemos hecho hasta ahora, tanto mi agente como yo. Yo intentar representar al Club lo mejor posible y ser lo más profesional hasta el último día. El día que tengamos alguna novedad, sentarnos y hablar encantados. Es algo que en ningún momento hemos descartado de no sentarnos a negociar ni hablar con el Deportivo. No sabemos absolutamente nada. Considero que es normal, que es una situación normal y nosotros tenemos que actuar con la mayor normalidad posible".

Reitera que "desde el primer día que llegué aquí me he desvivido por el Club. El único objetivo que tenía era demostrar que era válido para llevar este escudo delante y lo he representando lo mejor que he podido. No me preocupa dónde juegue sino el resultado final, el conseguir el objetivo lo antes posible e intentar acabar el año lo mejor posible. Es un año bastante atípico, negro. Quiero que se acabe ya de la mejor forma posible".

De hecho, advierte tener "mogollón de sentimientos" en los 4 años que lleva en ABANCA-RIAZOR: "Hasta enero no me había pasado esa sensación de pérdida, de tristeza y darme cuenta que ha pasado muy rápido. He venido a este estadio de niño a ver al Deportivo. He sido hincha del Deportivo, lo he seguido toda mi vida. Y ahora miro atrás, han pasado 4 años ya, eres capitán del Deportivo, he vivido momentos muy bonitos y muy complicados. Se me llena la boca de orgullo, una satisfacción enorme, una sensación muy bonita que te genera tristeza por la situación que vivimos en el Dépor, la situación que vives en el estadio, de verlo vacío. Jamás pensé en jugar así en ABANCA-RIAZOR en la situación en la que estamos y menos en una situación en la que la temporada se acaba, tu contrato se acaba y no sabes lo que va a pasar. Tristeza por todo lo que he vivido y ver que se está acabando".

De la SD Huesca, rival del Dépor este domingo 5 de julio en ABANCA-RIAZOR (17:00 horas, #Vamos), Borja lo definió como "un equipazo. Recuerdo la primera vuelta, una impotencia terrible. A día de hoy todavía seguimos hablando de ese partido. Es de las veces que más impotencia he sentido en un campo de fútbol en una liga normal. El partido de Huesca fue un desastre, nos vimos desbordados por todos los lados. Tenemos un referente muy importante en ese partido para saber lo que no tenemos que hacer. Es un equipo que está luchando por lo más alto. Desde que volvimos del confinamiento todavía está mejor. Va a ser un partido muy muy complicado. Pero me interesa poco quién esté delante. Me interesa el Deportivo, mi equipo, mi objetivo".

No sabe si harán falta los 50 puntos para la salvación o habrá que sumar más: "Quiero ganar este fin de semana. La liga es increíble. Incluso antes del partido lo hablamos varios compañeros, si ganas al Tenerife te cambia la perspectiva después de haber hecho una temporada horrorosa. Se te viene a la cabeza si hubieras ganado 2 o 3 partidos más, si no los hubieses empatado en el último minuto estarías luchando por un playoff. Pero la realidad es la que es. Tienes que hacer mínimo 50 puntos para conseguir el objetivo. Me interesa conseguirlo lo antes posible haya que hacer 30, 40, 50 o 60 puntos".

Más noticias de: BORJA VALLE