RCD / NOTICIAS

"Somos jugadores del Dépor y estamos preparados para esto y más", piensa Bóveda sobre el partido del domingo

11/10/2019 07:49

Eneko Bóveda fue el protagonista esta mañana en la sala de prensa de Abegondo.

El defensor deportivista aseguró que el vestuario blanquiazul está "con energías renovadas, con las orejas tiesas. No con más interés que el último día con Anquela, porque al final en todo momento hemos intentado escuchar, hacer las cosas bien. Pero sí que es verdad que ante la novedad, hay ese efecto de más excitación que dura lo que dura. Y expectantes y atentos para cuanto antes captar las ideas más básicas que se puedan captar en estos pocos días".

Apunta que cuando llega un entrenador nuevo, "todos los jugadores tenemos la sensación de que nadie cuenta con vidas extra, ni nadie está de titular ni suplente. Todos estamos con esa duda de: 'le gustaré, no le gustaré, qué me verá, que le gustará de mí'".

Precisamente Luis César, al igual que cualquier entrenador nuevo, "empieza proponiendo una serie de ideas que cuando el grupo ve que salen bien, es más fácil seguir con ellas, mejorarlas, matizarlas. En ese sentido siempre ayuda empeza bien para que la conexión entrenador-plantilla sea inmediata, para que todo el mundo esté más tranquilo y sobre todo para no tener que dar excesivos volantazos en la dirección. A partir de ahí si ganamos no quiere decir que vayamos a ganar el siguiente. Y si perdemos, tampoco se podrá sacar unas conclusiones definitivas. Tenemos nuestras urgencias y no se pueden obviar. Pero el proyecto de Luis César como entrenador no se acaba contra la UD Las Palmas".  

También dio su versión el futbolista vasco, uno de los más experimentados en el vestuario deportivista, sobre los últimos cambios en el banquillo blanquiazul: "No me había tocado ninguna destitución en mi equipo hasta que llegué aquí. A la segunda semana Cristóbal Parralo fuera, además después de jugar en Anoeta, que me acuerdo que hice uno de los peores partidos que he hecho en mi carrera deportiva. Fue una situación de un sentimiento de culpa. Luego vas viendo que los cambios de entrenador es una cosa más del fútbol. Siempre se dice que es el primero al que se apunta. Pero todos los que trabajamos en el fútbol vivimos con una gran penalización a los errores. Un jugador le puede salir mal las cosas en un partido en Huesca y pasar a que su vida deportiva cambie para mal. O puede ser que debute, meta un gol y se convierta en un jugador profesional. Los jugadores también vivimos con esa sensación de que cada fin de semana tu vida entera pueda cambiar. Como se habla de los jugadores como grupo, nosotros cada temporada nuestros contratos mejoran o empeoran en función del resultado. Incluso pueden llegar a cortarse antes de que finalicen la temporada. En ese sentido, como compañero de profesión, sientes una gran pena por un profesional como el míster en este caso, pero también tenemos no solo nuestra responsabilidad, sino que las cosas mal hechas tampoco nos salen tan baratas".

En cuanto al partido de este domingo 13 de octubre (21:00 hora peninsular, #Vamos) ante la UD Las Palmas en el Estadio Gran Canaria, el zaguero blanquiazul es consciente de que "podemos ganar. Nuestro equipo con los mismos que vamos a Canarias, si planteamos ese partido a principios de temporada con las mentes limpias, sin contar lo que pasó hasta ahora, nadie tendría ninguna duda de que una de las posibilidades reales es ganar, y nosotros pensamos así. El míster ha tenido un discurso claro de olvidar el pasado inmediato como filosofía en el fútbol. Respecto al rival, tuvieron ese choque de ese segundo año después del descenso, en el que tienes que hacer ajustes, la economía aprieta y demás. Se han encontrado con muy buen trabajo y con dos noticias que cambian el rumbo: Pedri que sale de la nada. Un chaval de allí e imagínate la alegría para todos. Y Jonathan (Viera), que probablemente sea el mejor jugador de la liga y un jugador que tiene sitio en cualquier lado. Domina los partidos y eleva mucho el nivel de ese equipo".

En esta línea, preguntado por la posibilidad de actuar de nuevo de central este domingo debido a las bajas en esa demarcación de Lampropoulos, Montero y Somma, Bóveda destaca que "jugar en cualquier posición para mí va a ser motivo de alegría. Es verdad que en este partido se dan unas circunstancias especiales en las que el equipo va con lo que va. Lo tenemos que tomar como una especie de inyección de fuerza, de orgullo, de decir 'mira, estamos los que estamos, pero somos la hostia y entre nosotros lo sacamos. Como si tiene que jugar el portero de delantero porque somos jugadores del Dépor y estamos preparados para esto y para más'. Son semanas que para el entrenador son complicadas pero que para el jugador, cuando ves que vas a entrenar y miras las sillas, están muchas vacías, es el momento para sacar ese orgullo y dar un paso adelante".  

Finalmente, con el Dépor en la zona baja de la tabla de LaLiga SmartBank, Eneko Bóveda confiesa que "uno cuando empieza la temporada se imagina todos los escenarios pero más los buenos. Seguramente es una situación que nadie se esperaba, que sí que era una posibilidad pero remota. Nos hemos pegado un buen golpe con la realidad. Pero las valoraciones no hay que hacerlas definitivas a estas alturas. La pena es que como esto tiene los ritmos que tiene, este mal inicio haya costado el trabajo de una gente que tenía toda la ilusión del mundo".

Más noticias de: BÓVEDA